Salud destacó la importancia de mantener el aislamiento social en la provincia

ana cabrera
En un nuevo mensaje audiovisual del Ministerio de Salud y Ambiente, la epidemióloga Ana Cabrera realizó un balance de la situación sanitaria en los últimos catorce días y destacó que “disminuir la movilidad de la población permite controlar la curva de contagio”. También señaló que es preciso continuar con estas medidas ya que “el sistema de salud aún se encuentra en situación de ‘estrés’”.

La referente de epidemiología del Ministerio de Salud y Ambiente realizó un resumen de la situación de los últimos 14 días en la provincia de Santa Cruz en el marco de la pandemia de coronavirus.

En primer término, indicó que el incremento de casos en el país y en Latinoamérica, como epicentro de la pandemia actualmente, se dio “en forma exponencial, en lo que es un comportamiento esperado del virus y a nosotros, nos permitió fortalecer las medidas de control y optimizar los recursos”

También detalló que el incremento de casos no se da sólo en CABA o AMBA, sino que está ocurriendo en la mayoría de las provincias argentinas.  “En algunos lugares se aceleró más que en otros y en el análisis general del país esto se dio por la movilidad general de la población”, indicó la especialista.

Al respecto, sostuvo que a partir de distintos indicadores fue posible tomar medidas de control extremas como lo es el aislamiento social, preventivo y obligatorio a los fines de “disminuir la movilidad de la población y que no salga a la calle, ya que disminuyendo también las reuniones nos permite llevar la situación al control de la curva del contagio”.

“Estas medidas bien restrictivas nos permiten poder controlar este brote y hace que el sistema de salud pueda atender a las personas mayores o de riesgo”, añadió Cabrera.

Asimismo, sostuvo que, en los últimos catorce días, con las medidas de aislamiento en Río Gallegos, “se logró que la curva de contagio no continúe con el crecimiento acelerado que se presentó al inicio del aislamiento”.

Detalló que al inicio de esta etapa de ASPO el tiempo duplicación de casos era de cuatro días y actualmente es de 16 días. “La situación tiende a controlarse, pero todavía no estamos en condiciones de sacar estas medidas porque seguimos con el sistema de salud en situación de ‘estrés’, con la ocupación de camas en Terapia Intensiva por arriba del 70 por ciento”.

“Tenemos recursos para atender a la población, pero no podemos dejar que la esta curva de contagios continúe con este crecimiento”, afirmó Cabrera e hizo hincapié en que es importante mantener estas medidas.

En cuanto a la restricción de actividades comerciales, señaló que tiene como propósito “restringir que la población continúe moviéndose porque a mayor movilidad de la población, incrementa el ritmo de contagios”.

Por último, se refirió al índice de positividad y señaló que esta tasa que mide la relación entre la cantidad de casos positivos y la cantidad de exámenes realizado mejoró a partir de los nuevos puestos fijos en los barrios de Río Gallegos y también el aumento de testeos a domicilio.