El fútbol argentino vuelve a los entrenamientos

pelota

Este martes, el Gobierno Nacional autorizó que todos los equipos de la Primera División, tanto masculino como femenino, y además de Tigre que participa de la Copa Libertadores empiecen las prácticas a partir del lunes 10. En tanto, la Primera Nacional empezará el 30 de agosto con los testeos y, el 2/9, los entrenamientos.

La decisión fue el resultado de una reunión que mantuvieron esta tarde, desde la 17, en la Casa Rosada: el primero en llegar, a las 16.24, fue Santiago Cafiero. El Jefe de Gabinete de Ministerios, hincha de River, y la voz de Alberto Fernández en el encuentro, hizo de local. A su despacho en el primer piso de Balcarce 50 concurrieron dos ministros: Ginés González García (Salud) y Matías Lammens (Turismo y Deporte; además, ex pope de San Lorenzo). Del lado de la AFA, fueron el presidente Claudio Tapia; su mano derecha y tesorero de Viamonte, Pablo Toviggino; y Víctor Blanco, titular de Racing y secretario general afista, y de buena relación con Ginés, un fanático de la Academia. Llegaron como comitiva, todos juntos, a las 16.48.

En las últimas semanas, desde el Gobierno se habían vuelto reticentes en autorizar los entrenamientos. La suba de contagios y fallecidos por coronavirus les hizo frenar la pelota. Pero empezaron a notar que la presión es insostenible. La posición que llevó Chiqui fue que se permitiera primero volver a moverse a desde el lunes 10 a los equipos coperos (Boca, River, Racing, Defensa y Tigre), que tienen fecha para volver a competir en la Copa el 17 de septiembre, y que el resto de los equipos de la Liga Profesional arranquen la siguiente semana, desde el lunes 17.

Sin embargo, desde el Gobierno autorizaron que vuelvan todos los equipos de la Liga Profesional desde el lunes 10, tanto el masculino como el femenino. Aclaración especial: es sólo un permiso para entrenar. No se pusieron fechas para reanudar los torneos locales.

Ahora lo que hay que poner en práctica es el protocolo elaborado por la Comisión Médica de la AFA -fue presentado el 8 de julio-: desde el viernes, 72 horas antes del día del regreso, habrá que testear a todos los integrantes de un plantel -de 50 a 60 personas- con análisis PCR e hisopado, los cuales serían tercerizados y bancados por la AFA. Habrá otro test el día del comienzo de los entrenamientos. Y luego, uno por semana. El que da negativo, puede practicar. El que da positivo, no; y deberá ser aislado y seguir las recomendaciones sanitarias del Ministerio de Salud.

No se permitirán más de seis futbolistas por grupo y dos integrantes del cuerpo técnico, que no deberán integrar otros turnos. Ademas, se recomienda mezclar los puestos, de manera que no pase que se infecte un grupo compuesto por todos defensores, haya que aislarlos a todos y ese equipo se queden sin variantes en esa posición de la cancha.

Y además de todos los recaudos de higiene y sanitarios propios -como lavado de manos, no compartir bebidas de hidratación ni mate-, los entrenamientos deberán ser en canchas diferentes o turnos distintos, los jugadores ya deberán llegar cambiados con ropa deportiva y los traslados hasta el lugar de entrenamiento deben ser en autos particulares, puerta a puerta.

Fuente: Olé