Preocupación en Salta por una extraña enfermedad que transmite una mosca

1607106225

No se trata de chapare, el virus detectado en Bolivia sino leishmaniasis. En Colonia Santa Rosa, a 250 kilómetros de la capital provincial y a 55 de Orán ya se detectaron 15 nuevos casos de la vieja enfermedad de transmisión por el mosquito y buscan frenarla.

Los casos en Colonia Santa Rosa fueron confirmados por Leonardo Alonso, director del hospital Elías Anna. Al dar a conocer estos datos, el médico marcó la preocupación porque esta cifra está muy por arriba de la media de casos que se dan anualmente en esa localidad del Norte.

¿Qué es la leishmaniasis? Está definida como un grupo de enfermedades causadas por diferentes parásitos que pertenecen a la familia tripanosomatidae, género Leishmaniasis, transmitidas al ser humano por la picadura de distintas especies de insectos flebótomos (pequeñas moscas).
Las enfermedades se caracterizan por comprometer la piel, mucosas y vísceras. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales en las cuales se presenta inflamación grave del hígado y del bazo.
En datos del Ministerio de Salud, la leishmaniasis pueden afectar tanto a hombres como mujeres, pero la mayor incidencia está asociada al sexo masculino. Afecta a personas y perros y dentro del país se da especialmente en Misiones, Formosa, Corrientes, Santiago del Estero y Salta.
Es importante aclarar que a diferencia del coronavirus, la leishmaniasis se transmite solamente por la picadura de algunas especies de flebótomos, insectos muy pequeños conocidos como torito, plumilla o carachay, generalmente durante la tarde noche, pero no se transmite directamente de una persona a otra, ni a través de objetos ni de la leche materna.
Al igual que con el dengue, las medidas preventivas primordiales son erradicar los sitios de cría del flebótomo de los hogares (principalmente en jardines y patios), evitar que los perros se infecten, y detectar los síntomas que en el perro pueden hacer sospechar leishmaniasis, así como la detección temprana y activa de casos sospechosos humanos.
En el mundo
En todo el planeta hay aproximadamente 500 mil casos nuevos por año de leishmaniasis visceral y más de 50 mil muertes por año por esta enfermedad. La migración junto a los reservorios, falta de medidas de control, y la coinfección con el VIH, son las principales causas del aumento de su incidencia.
«Los perros infectados, con o sin manifestaciones clínicas, son el principal reservorio urbano y transmisor de la enfermedad al humano. Las altas tasas reproductivas en la población de perros y el creciente abandono de éstos, junto a la adaptación al ámbito urbano y dispersión del vector, han contribuido a que, en los últimos años, su incidencia, letalidad y dispersión geográfica en nuestro país haya aumentado de manera preocupante y se observe un cambio en la epidemiología de la enfermedad que se ha instalado en áreas urbanas y peri-urbanas», asegura la guía de «Diagnóstico de Leishmaniasis Visceral» del Ministerio de Salud de la Nación.

FUENTE: Diario Panorama