Caleta Olivia: Un hombre alcoholizado golpeó a una mujer

447893b387ec804517b538a61d525c13

La mujer denunció la agresión que sufrió en la calle. No conoce al golpeador y tampoco sabe la razón que tuvo para atacarla a ella.

 Gladys Videla es una mujer trabajadora de Caleta Olivia que «se gana el mango día a día» y hoy sufre las consecuencias de la inseguridad de las calles. Hace una semana, la mujer iba camino a su trabajo y en el camino se encontró con un hombre agresivo que la golpeó, sin razón alguna.

El sábado de la semana pasada, a las 13:15 horas, Gladys se trasladaba en bicicleta por la avenida Gregores, llegando a la calle Juan José Paso. «Vi un auto Palio de color blanco y con el vidrio de atrás roto, estaba estacionado afuera de una casa donde lavan autos, habían dos personas que estaban cambiando una rueda y un tercero que estaba casi en medio de la calle», comenzó relatando la mujer, en diálogo con El Caletense.

Y continuó diciendo que en ese momento que pasaba por al lado de ese hombre, que estaba parado en la calle, éste «le metió una patada a la rueda de atrás de mi bici, eso me hizo perder el equilibrio y paré». Gladys contó que le preguntó al sujeto porque le hacía eso, si ella no le había hecho nada. «Ahí se cruzó y le pedía a los del lavadero que le entreguen una herramienta, como no se la quisieron dar volvió a dónde estaba yo y me pegó una feroz trompada en la cara».

«La agresión me desplomó al asfalto, por un momento perdí el conocimiento y solo recuerdo escuchar a una chica que me habló, me dijo que no me mueva y que ella se iba a quedar conmigo hasta que llegue la ambulancia y la policía».

Según dijo la mujer, el agresor parecía estar bajo los efectos del alcohol y alguna sustancia estupefacientes «en su cara se notaba todo», comentó. Llamaron a la División Comisaría Tercera, «me dijeron que no era su jurisdicción y mandaron a la Seccional Primera, pero cuando llegaron el golpeador ya se había fugado».

En tanto, las personas que se encontraban afuera de lavadero «que está al frente a la remisería Franco Norte del barrio Güemes», «se metieron adentro, cerraron el portón y dijeron que no conocían el agresor», añadió Gladys.

«Yo hice la denuncia penal y veremos si la justicia actúa, No puede haber estos tipos haciendo ésto en la vía pública», cerró.

Fuente: El Calentense