Discutió con su padre, lo golpeó salvajemente y luego se dio a la fuga

hospital-regional-rio-gallegos

El hombre, de unos 60 años, sufrió fisura en sus costillas. En el transcurso de la mañana del pasado jueves alrededor de las 10:00, se produjo un conflicto familiar en la Ciudad de Río Gallegos.

El mismo fue en una vivienda ubicada en la inmediación de la calle Alvear al 500.

En el lugar del percance fue solicitada la presencia del personal policial de la División Comisaría Primera.

Cabe aclarar que el aviso a las autoridades fue realizado por el personal de la División del Comando Radioeléctrico.

Al arribar al sitio anteriormente mencionado, los efectivos de policía procedieron a dialogar con el propietario para saber qué fue lo que había pasado.

Según información que se pudo recabar por medio de las autoridades de la División Comisaría Primera, al llegar al inmueble observaron que el hombre de aproximadamente 60 años presentaba lesiones en el rostro y dolencias físicas.

Asimismo, se pudo saber que momentos previos a la llegada de los oficiales, el hijo del señor se había presentado en su domicilio.

Seguidamente a esto comenzó una fuerte discusión familiar que derivó en que el joven comenzara a golpearlo hasta dejarlo en el suelo.

Una vez finalizado el brutal ataque del hijo, el mismo se dio a la fuga de manera inminente del lugar.

Posteriormente a esto los efectivos de policía solicitaron la presencia de un móvil sanitario.

Los profesionales médicos al arribar a las inmediaciones anteriormente mencionadas, procedieron a revisar al hombre y determinaron su traslado hasta el Hospital Regional de Río Gallegos.

En la guardia fue sometido a varios estudios y por lo que se pudo saber el hombre sufrió fisura en sus costillas a causa de los fuertes golpes de puño.

Luego de varias horas en el hospital el hombre se retiró por sus propios medios, retornando a su domicilio.

Continuamente a esto tomó intervención el personal de la División Comisaría de la Mujer y la Familia, quienes se encargaron de realizar las diligencias de rigor correspondientes.

Dicho procedimiento consistió en la toma de declaración del hombre, inspección ocular y toma de huellas.

Por último, gracias a la información brindada a este medio, se pudo saber que las autoridades policiales comenzaron una investigación para dar con el paradero del agresor y ponerlo a disposición de la Justicia.

 

Fuente: Tiempo Sur