China y Estados Unidos cruzan críticas y amenazas

trump china

La disputa Washington-Beijing escaló hoy nuevamente tras las criticas del gobierno chino a las últimas medidas adoptadas por el presidente Donald Trump, entre ellas la retirada del estatus de autonomía de Hong Kong, por las que el gigante asiático advirtió que podría tomar represalias.

En tanto, Estados Unidos alertó sobre la «creciente amenaza» que supone China para Occidente.

En este marco, el portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian, apeló al «respeto mutuo» como eje de las relaciones entre las dos potencias, teniendo en cuenta que Beijing está resuelto a garantizar «con firmeza» sus intereses en materia de «soberanía nacional, seguridad y desarrollo», según informaron medios oficiales.

La ya áspera relación entre ambas potencias sumó tensión a raíz de la imposición por parte de Beijing de una ley de seguridad nacional para Hong Kong, lo que a juicio de Washington contraviene el principio de ‘un país, dos sistemas’, el esquema administrativo bajo el cual la ciudad semi-autónoma fue devuelta a China en el año 1997.

Este sistema, asegura libertades a los hongkoneses que no existen en ningún otro lugar de China.

Beijing considera las críticas una intromisión en asuntos internos.

Zhao criticó asimismo que el presidente norteamericano, Donald Trump, catalogue de «héroes» a los «alborotadores» de Hong Kong mientras «amenaza con disparar contra manifestantes dentro de sus fronteras y despliega a la Guardia Nacional», aludiendo a las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd en Minneápolis, que derivó en protestas en varias ciudades, reprimidas por las autoridades.

«China se opone a las acciones ilegales y violentas en todas sus formas. Esperamos que Estados Unidos pueda resolver sus problemas internos de discriminación racial», afirmó el portavoz chino en una comparecencia ante los medios.

Poco después, el secretario de Estado, Mike Pompeo, alertó sobre la «creciente amenaza» que supone China para Occidente y acusó a Beijing de haberse vuelto «más agresivo» a la hora de difundir desinformación y fomentar el caos a nivel mundial, desde Hong Kong hasta Estados Unidos.

«Se trata de un Partido Comunista totalmente distinto del de hace diez años», aseguró Pompeo durante una entrevista con la cadena Fox Nws.

«Este partido es visto ahora como un intento de destruir las ideas occidentales, las democracias occidentales y sus valores. Pone a Estados Unidos en peligro», expresó.

Luego enumerado diversos asuntos que «ilustrarían» la amenaza que supone China, como los robos de propiedad intelectual o la forma en que Beijing habría «desviado la atención» de la pandemia de coronavirus.

«El Partido Comunista de China ha roto su promesa y Estados Unidos responderá de forma práctica», dijo Pompeo antes de insistir en que «se abordará la posibilidad de imponer sanciones contra individuos que hayan destruido las libertades en Hong Kong».

La actitud de Beijing está «vinculada a una ideología», dijo, y agregó que «esto es más que una persona. La amenaza que supone el Partido Comunista emana de la naturaleza del propio partido y de su ideología», ha continuado.

En Beijing, Zhao aprovechó para reclamar apoyo político y financiero para la Organización Mundial de la Salud (OMS), dos días después de que Trump anunció que Washington rompía relaciones con la agencia de la ONU por su gestión de la pandemia de coronavirus y su supuesto sesgo hacia Beijing.

El portavoz chino dijo que «la OMS es una organización compuesta por 194 Estados soberanos», que «no sirve a un solo país ni se entrega al país que más paga», en alusión a Estados Unidos, que hasta ahora fue el principal contribuyente de la agencia.

«Cualquier chantaje contra la OMS es una falta de respeto a la vida, una crítica al humanitarismo y una destrucción de la cooperación internacional», lamentó Zhao.