Piden que les dejen conocer el Glaciar antes de irse

multimedia.normal.8104d1dbad3b2f32.74757269737461732065787472616e6a65726f73205b464d4420466f746f735d5f6e6f726d616c2e6a7067
Son turistas extranjeros, algunos de ellos viajaron más 15.000 km para conocer la Patagonia y sus atractivos. Cuando llegaron el parque nacional ya había cerrado y debieron hacer la cuarentena en El Calafate. Son de países de América y Europa y no quieren irse sin ver “la octava maravilla”.
Viajar a la Patagonia, para quienes viven en otros países de América, Europa o Asia, es una enorme aventura hacia un mítico rincón del mundo. Les demanda mucho tiempo planificar un recorrido hacia esta lejana región, y varios de los que encaran esta travesía deciden poner una pausa de varios meses a su actividad laboral o sus planes familias, porque viajar a la Patagonia es, en sí, una meta en sus vidas.

El Glaciar Perito Moreno es sin duda, uno de esos lugares infaltables en sus recorridos. Inclusive para muchos es gran cierre de sus viajes, ya que desde El Calafate regresan en avión a Buenos Aires para luego retornar a sus países.

Durante el último año decenas de miles de turistas de más de 8o países del mundo llevaron en sus cámaras y en sus retinas las imágenes de la “octava maravilla”, como se lo conoce a este glaciar.

Hoy un puñado de esos visitantes permanece en El Calafate desde mediados de marzo, y mantienen la ilusión de cumplir su sueño de ver y sentir al “Perito Moreno”.

Algunos llegaron a esta ciudad horas casi en simultáneo al cierre del Parque Nacional Los Glaciares. Otros lo hicieron horas antes que el gobierno local declare la cuarentena en El Calafate, en la noche del 17 de marzo.

Pasaron varios días en estricto aislamiento y luego se sumaron a las restricciones impuestas para el resto de los habitantes. Hace solo unos días salieron al centro, a caminar en la costanera.

Metin Dekohen y Cansu Çakir son de Turquía, y prefirieron quedarse aquí, a más de 14.000 km de su país, y esperar que en el algún momento se pueda reabrir el Parque Nacional.

Olga Bogdanova y Max Avdeev vienen de más lejos aún. Son rusos y comparten el mismo hotel. También sueñan con conocer el glaciar más famoso.

Anne Kurz y Paul Luebke recorrían Chile y Argentina desde enero y haciendo dedo. Son del centro-oeste de Alemania y tampoco alcanzaron a llegar al PN Los Glaciares. Como tampoco lo pudieron hacer las amigas francesas Emma Mamet y Aurore Perrey.

Fuente: Ahora Calafate