Peralta saludo a los empleados bancarios en su día

GOB DANIEL PERALTA

Peralta recordó su paso por el sindicato que representa al sector.

Al celebrarse en el  seis de noviembre, el Día del Empleado Bancario, el gobernador Daniel Peralta, envió un saludo a los trabajadores del sector, en el que recordó su paso como sindicalista del gremio de los bancarios y pidió que se siga luchando por las reivindicaciones labores y por la caducidad de la Ley de Entidades Bancarias que data de la Dictadura Militar.

«El quehacer gremial de mi vida pasó mucho tiempo por el sindicato bancario» inició su mensaje el Gobernador, y luego reconoció que «no sólo he dejado allí muchos años de trabajo sino que también una cantidad de excelentes amigos y muy buenos recuerdos, porque mi actividad en esa entidad sindical me permitió, entre otras cosas,  ser Secretario General de la C.G.T. (Confederación General del Trabajo) en Santa Cruz durante tres mandatos y me posibilitó formarme política y sindicalmente en el peronismo».

De esta manera puntualizó que «los trabajadores bancarios siempre fueron considerados de cuello blanco y yo quiero reivindicarlos porque la labor de ellos tiene que ver mucho con el desenvolvimiento de nuestra sociedad. Trabajo que muchas veces se desarrolla en jornadas de trabajo muy largas, que muchas veces están precarizadas, que se llevan adelante bajo presión, que no tienen los reemplazos correspondientes y que reconoce que la capacitación para adaptarse a las nuevas tecnologías llega tarde».

Tras admitir que «las entidades bancarias no son, precisamente, de beneficencia», Peralta opinó en virtud de ellos que «este país tiene una deuda enorme con los trabajadores bancarios en particular y con la sociedad en general, que está relacionada con la modificación de la Ley de Entidades Bancarias, una norma de la Dictadura Militar que todavía rige y que, entre otras cosas, no grava la renta financiera como lo debería hacer».

«Yo quiero pedirle a los trabajadores del sector que sigan tratando de fortificar la herramienta sindical porque es un tiempo de participación en todos los niveles» instó. Además, concluyó señalando que «quiero sumarme a la jornada de reflexión que implica el Día del Bancario, porque el 6 de noviembre se inscribió en un tiempo de lucha, deseándole lo mejor a cada uno de los empleados y a sus respectivas familias».