Carrumán #9 una caletense en la Liga Sailor City

Carruman

Durante 12 años practicó patín artístico, con Whip It conoció el Roller Derby y desde junio patina para la Liga Sailor City Rollers de Buenos Aires. “En menos de un año pude llegar a la categoría A, la más alta del derby”, expresó orgullosa Carrumán #9, integrante del equipo que recientemente jugó en Estados Unidos.

*Por Belén Manquepi Gómez

Cuando la madre de Carla Carrumán vio la portada de Whip It, asumió que era una película sobre patinaje artístico y la compró. Así fue, que la caletense conoció el deporte de la pista oval, el Roller Derby.

Carla aprendió patín artístico en la Escuela Municipal de Caleta Olivia a través de la profesora Daniela González y sobre las cuatro ruedas se deslizó durante 12 años, hace cinco vive en Buenos Aires y desde junio es integrante de la Liga Sailor City Rollers.

“Desde junio que lo hago por eso estoy más que contenta porque en menos de un año pude llegar a la categoría A, la más alta del derby”, cuenta desde Estados Unidos, en diálogo con Latidos, Carrumán #9.


“Lo viví con mucho entusiasmo”, afirmó Carrumán #9.

Entre los complejos ejercicios sobre ruedas, a patinar estratégicamente con el objetivo de obstaculizar el paso de la jammer del conjunto rival para que no sume vueltas, existe una gran diferencia que Carrumán no percibió.

“No sé si me costó, creo que nunca noté eso por tantas ganas que tenía de empezar a jugar. Sí, cambia muchísimo ya que desde entrada es un deporte en equipo y se juega muy intensamente y a una velocidad alta, con recambio continuo cada 2’ así que era acostumbrarse y listo, ¡empezar a jugar!”.

En The Big O
Entre el 3 y el 5 de mayo, en Eugene, Oregon, se disputó The Big O Tournament, una competencia internacional de roller derby organizada por Emerald City Roller Derby. El certamen ha crecido de manera continua desde 2011 y en esta edición, entre 15 equipos femeninos, el único representante de Argentina fueron Sailor City Rollers, fue la primera participación para la liga argentina en la que además tuvieron la oportunidad de ver partidos de alto nivel protagonizados por equipos masculinos y de menores.

“El torneo es organizado por el equipo local de Eugene, Oregon, y es fiscalizado por WFTDA (Asociación Femenina de Roller Derby de Pista Plana). Fueron tres días donde tuvimos cuatro partidos, tres derrotas y una victoria que fue contra el equipo mejor posicionado de nuestros contrincantes (Boston) y que es mejor que nosotras”, detalló.

Los partidos se disputaron en el centro de eventos Lane. “En un gimnasio enorme, tenía tres canchas de derby, con un piso increíble, nunca lo habíamos visto, en Buenos Aires entrenamos abajo de una autopista en el parque”.

Las Sailor City jugaron contra Boston y Sacramento de Estados Unidos, E. Ville de Canadá y Dock City de Suecia. “A pesar de que no era lo esperado, nuestro juego fue limpio ordenado y lo que buscábamos, sólo que el nivel es altísimo, tanto en pista como el trabajo mental y complemento físico que realizan los equipos de acá. De tamaño, éramos las más pequeñas. Igualmente logramos ser reconocidas por nuestro nivel de juego a pesar de no estar en contacto nunca con los equipos y el referato de acá”, apunta.

Dado que el reglamento de la disciplina está en inglés, adaptarse a la competencia internacional no fue difícil. De hecho en Argentina desde hace un año, las penalizaciones se indican en inglés. “Lo que sí es nuevo es reconocer tu número y color en inglés, hay que estar preparada para eso, cuesta un poco”.

La competencia otorgaba puntos para subir en el ranking, las Sailor (ubicadas en el 37°) aprovecharon la oportunidad pero no fue fácil ya que debían pagar una inscripción y todos los gastos corrieron por sus cuentas.

“En agosto tenemos que jugar por la copa en Pensilvania así que será juntar plata de nuevo como podamos”, señaló.

Durante la semana posterior a The Big O, el equipo se quedó en Portland, ciudad de la liga Rose City, posicionada en el primer puesto del ranking mundial.

“Compartimos, entrenamos y tuvimos partidos amistosos, nos llevamos muchos conocimientos nuevos”, destacó.

Esta semana, Carrumán ya estará de regreso en Buenos Aires y sobre la experiencia vivida expresó “recién en junio entré a la liga Sailor City Rollers y ya pude vivir una experiencia como esta, la verdad es algo único. Lo viví con mucho entusiasmo, jugué poco a comparación de otras veces ya que es mi primer torneo y temporada en la categoría A, pero estoy muy feliz con mi desempeño”.

(Fuente: LOA.)

Comentarios

comentarios