Almacén fue asaltado por sexta vez y sus propietarios se salvaron de milagro

almacen asalatado

El último asalto ocurrió este domingo cuando dos jóvenes armados ingresaron al pequeño almacén. Según el testimonio de su propietario, se produjo un forcejeo en el cuál hubo un disparo que le impactó en el estómago tras rebotar en un celular que en el momento se encontraba en la mano de su esposa.

El asalto se produjo en el comercio “Lucar” ubicado en la intersección de las calles Neneo y Margarita, frente a la Primera Laguna. El propietario Carlos Carpio relató lo que fue la preocupante situación que les tocó vivir una vez más. “Ya es la sexta vez que fuimos asaltados con armas de fuego, porque los robos ocurren todos los días y ya estamos muy cansados”, se expresó.

Sobre el hecho en particular comentó que: “en esta oportunidad fue muy violento, hubo disparos y nos salvamos de milagro porque las cosas fueron muy violentas por parte de estos delincuentes”. Según detalló, dos jóvenes encapuchados ingresaron al comercio, uno de ellos exhibiendo un arma de fuego calibre 38mm y otro con un cuchillo de grandes dimensiones.

“Nosotros teníamos miedo de que ingresen a la casa familiar que es contigua y por eso se produjo un forcejeo. En un momento disparan a quemarropa contra el vidrio de la puerta y el disparo pegó en el celular de mi señora que lo tenía en la mano, y después la bala impactó en mi estómago pero gracias a dios no ingresó el proyectil a mi cuerpo pero sí me hizo un hematoma”, contó.

Con respecto a su actuar, Carpio contó que: “son circunstancias en la que uno actúa diferente, es complicado estar en el momento. En definitiva estamos bien pero queremos dar a conocer a nuestro pueblo estas situaciones de inseguridad que vivimos todos los días. A mí ya me tocó en tres oportunidades enfrentarme a ellos para defenderme de lo que está pasando. Le pido por favor a la policía que trabaje sobre el mapa del delito porque uno hace la denuncia pero perdemos el tiempo en la comisaría o en la justicia y nunca se esclarece un hecho”.

El telefóno celular que recibió el impacto de bala. En el momento del hecho, la esposa del propietario lo tenía en su mano.

(Fuente: Voces y Apuntes.)

Comentarios

comentarios