Bilbao resalto la relación entre la producción y el consumo

carla campos bilbao

La Secretaria de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carla Campos Bilbao, resaltó hoy las medidas tomadas por el Gobierno Nacional para regular “la relación entre la producción y el consumo”.

Al abrir la 43° sesión de la Sección Nacional de la Reunión Especializada de la Agricultura Familiar (REAF) del Mercosur, y ante un importante grupo representativo de organizaciones de pequeños productores, Campos Bilbao destacó la importancia “de herramientas como el control de precios y la Ley de Regulación de Relaciones de Producción y Consumo, mal llamada Ley de Abastecimiento”.

La funcionaria nacional explicó que estos instrumentos apuntan a intervenir en cuestiones “que se han debatido en el ámbito de la REAF” y llamó a entenderlas “no como hechos atomizados sino como unicidad de criterios en la ejecución de políticas públicas en la búsqueda de generar más inclusión en el desarrollo económico y social”.
 
Asimismo, alentó la posibilidad de plantear estos temas en la plataforma de debate regional que significa la REAF como medio para “marcar las agendas que conduzcan la toma de decisiones políticas que permitan la definitiva inclusión de derechos en la pequeña agricultura” del Mercosur.

Campos Bilbao anunció también que, en el marco de las actividades impulsadas por la Sección Nacional Argentina de la REAF, se llevarán a cabo un Seminario sobre Protocolos Sanitarios en noviembre próximo un Encuentro Latinoamericano de Jóvenes Agricultores en diciembre. Además, en abril de 2015 se concretará en Jujuy el Congreso Mundial de la Quínoa.

Sobre esto, remarcó que se buscará considerar estos acontecimientos como “no sólo seminarios académicos sino encuentros de discusión de las políticas públicas”. Y reforzó con el caso puntual de la quínoa, cuyo encuentro ecuménico internacional tendrá lugar en nuestro país y permitirá “ una definición y un posicionamiento político sobre un grano que consideramos una gran oportunidad para los pequeños productores, pero que también los sectores concentrados tienen en la mira como un potencial negocio”.

Además, Campos Bilbao destacó que en el plenario de la XXII REAF, que se realizará en Montevideo en diciembre próximo, se pondrá énfasis en el “balance político de estos diez años de trabajo, en un momento de coyuntura particular porque coincide con el recambio institucional en cuatro países miembros como Brasil, Bolivia, Uruguay y Argentina”.
 
En ese sentido, valoró como uno de los principales logros de la REAF “el nivel de institucionalidad alcanzado por el sector” y “la consolidación de una participación mucho más activa de las organizaciones de pequeños productores”.
 
Del encuentro participaron representantes de distintas agrupaciones de pequeños productores, entre ellas Federación Agraria Argentina (FAA), Agrupación Grito de Alcorta, Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar (FONAF), Movimiento Nacional Campesino Indígena (MCNI), Vía Campesina, Asociación de Mujeres de la Agricultura Familiar (AMRAF), Frente Nacional Campesino (FNC), Organización Mundial de los Pueblos Indígenas y Aborígenes (OMPIA), Frente Agrario Evita y Unión Argentina de Pescadores Artesanales (UAPA).

Por su parte, el Secretario de Agricultura Familiar, Emilio Pérsico, destacó el rol de los agricultores familiares ya que “construyen soberanía local, generan producción, ocupan el territorio nacional y generan independencia económica”.

En tanto, el Secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria, Javier Rodríguez, destacó que “el eje central del trabajo de la REAF es afianzar los vínculos de cooperación y colaboración entre los países que integran el Mercosur.

Asistieron también el Coordinador Alterno de la Seccional Argentina de la REAF, Eduardo Polcan; el Secretario Técnico de la REAF, Fabián Sislián; el Director Nacional de Programas de Desarrollo Regional, José María Mones Cazón; el Director Nacional de Desarrollo Territorial Rural, Manuel Pedreira; el Director de Gestión Territorial, Sebastián Alconada; y la Directora del Centro de Investigación para la Agricultura Familiar (CIPAF) del INTA, Andrea Maggio.

Comentarios

comentarios

2 Comments

  1. MARCELO

    6 octubre, 2014 en 23:37

    Ampliar LA DECADA GANADA
    El mismo día que se vota en el Congreso la Ley de Abastecimiento que impulsa el Gobierno nacional, un informe al que accedió La Política Online muestra que de 2011 a la fecha se fueron del país unas 40 empresas de origen extranjero.

    De estas 40 compañías internacionales que decidieron retirar sus unidades de negocios de la Argentina durante los últimos años, 17 provienen de Europa, 11 de Estados Unidos y 6 de Latinoamérica.

    Entre las más conocidas, dejaron la Argentina Telecom Italia, Mozaic, Lancome, Standard Bank, Vale, Apache, Armani, Zegna, Calvin Klein, Ralph Laurent, ALL, British Gas, Escada, Kenzo, Cartier, Exxon y Liberty, entre otras.

    “La salida de empresas extranjeras trae acaparado menos inversión, menos empleo, menos generación de bienes y servicios, menos exportaciones, menos oferta y menos recaudación”, dijo a LPO Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

    Para Elizondo, las causas de la salida de estas firmas se debe a “las regulaciones comerciales y cambiarias, la alta inflación, los cambios en las normas jurídicas, la elevada presión tributaria y las dificultades de financiamiento”.

    También se encuentran entre las principales causas, “la conflictividad en las relaciones laborales, la pérdida del crecimiento económico, la falta de respuestas por parte del Poder Judicial y la dificultad de acordar con autoridades administrativas”.

    En otras palabras, Elizondo señala que “la salida de empresas extranjeras es una muestra de problemas de competitividad, de ineficaz funcionamiento de instituciones, de desequilibrios económicos, de debilidad en los marcos regulatorios”.

    En tanto, en lo que va del año las exportaciones argentinas registran una caída del 10% y se ubicarán en 2014 en unos u$s 10.000 millones menos que en 2011, según estimaciones de DNI (en el resto del mundo las exportaciones crecieron un 11%

  2. MARCELO

    6 octubre, 2014 en 23:37

    Ampliar
    El mismo día que se vota en el Congreso la Ley de Abastecimiento que impulsa el Gobierno nacional, un informe al que accedió La Política Online muestra que de 2011 a la fecha se fueron del país unas 40 empresas de origen extranjero.

    De estas 40 compañías internacionales que decidieron retirar sus unidades de negocios de la Argentina durante los últimos años, 17 provienen de Europa, 11 de Estados Unidos y 6 de Latinoamérica.

    Entre las más conocidas, dejaron la Argentina Telecom Italia, Mozaic, Lancome, Standard Bank, Vale, Apache, Armani, Zegna, Calvin Klein, Ralph Laurent, ALL, British Gas, Escada, Kenzo, Cartier, Exxon y Liberty, entre otras.

    “La salida de empresas extranjeras trae acaparado menos inversión, menos empleo, menos generación de bienes y servicios, menos exportaciones, menos oferta y menos recaudación”, dijo a LPO Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

    Para Elizondo, las causas de la salida de estas firmas se debe a “las regulaciones comerciales y cambiarias, la alta inflación, los cambios en las normas jurídicas, la elevada presión tributaria y las dificultades de financiamiento”.

    También se encuentran entre las principales causas, “la conflictividad en las relaciones laborales, la pérdida del crecimiento económico, la falta de respuestas por parte del Poder Judicial y la dificultad de acordar con autoridades administrativas”.

    En otras palabras, Elizondo señala que “la salida de empresas extranjeras es una muestra de problemas de competitividad, de ineficaz funcionamiento de instituciones, de desequilibrios económicos, de debilidad en los marcos regulatorios”.

    En tanto, en lo que va del año las exportaciones argentinas registran una caída del 10% y se ubicarán en 2014 en unos u$s 10.000 millones menos que en 2011, según estimaciones de DNI (en el resto del mundo las exportaciones crecieron un 11%