Alberto Fernández propuso crear una capital alterna en cada provincia

Alberto Fernández

Junto con varios gobernadores, Fernández estuvo en la provincia cuyana para apoyar a la candidata a gobernadora Fernández Sagasti. Con un discurso fuertemente federal, afirmó: “Gobernar con estadísticas desde Buenos Aires lleva a no mirar a la gente, sino a las estadísticas”.

Alberto Fernández pasó por Mendoza, donde dio su apoyo a la candidata a gobernadora del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti, y destacó el rol federal que pretende darle a su gobierno si resulta electo en octubre. Lo hizo en un acto en Luján de Cuyo, acompañado por la senadora Fernández Sagasti y otros candidatos, como Matías Lammens y Axel Kicillof.

En ese marco, Alberto Fernández planteó su idea de que haya una capital alterna de la Argentina en cada provincia, con el objetivo de profundizar el federalismo.

Fernández Sagasti, que este domingo competirá por la gobernación de la provincia cuyana contra el radical Rodolfo Suárez, dio la bienvenida al ex jefe de Gabinete, que llegó acompañado también por los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de San Juan, Sergio Uñac; de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, de Chaco, Domingo Peppo, y de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

La senadora Fernández Sagasti propuso “construir una nueva economía junto a las provincias vecinas” y consideró “injusto” que en Mendoza haya “pobreza y desempleo”. También señaló que espera que, en caso de ser ella gobernadora y Alberto Fernández presidente, “tengamos un huracán de crecimiento”.

A su turno, el candidato presidencial del Frente de Todos se refirió a la importancia “de la producción vitivinícola para Mendoza y para el país” y se definió como “un porteño muy porteño, que para los porteños soy muy federal”.

En otro pasaje de su discurso, resaltó que en sus años como jefe de Gabinete “aprendí que el país dice ser federal, pero no ejerce como tal” y, en ese sentido, advirtió: “Si no cambiamos la estructura de desarrollo, vamos a tener los mismos resultados”.

Acto seguido, presentó su idea: “No puede ser que Dios solamente atienda en Buenos Aires”, manifestó. Y agregó: “Un amigo ya fallecido esbozó la idea de capitales alternas, que lleve a a conocer fuera de Buenos Aires lo que pasa en el país. Ese amigo era José Manuel de la Sota”.

Alberto Fernández recordó que el fallecido exgobernador cordobés hizo algo similar en su provincia con la ciudad de Río Cuarto como capital alterna. “José Manuel fue muy importante, trabajé con él y no pude decirle lo que admiré su capacidad política”.

Añadió: “Quiero que en cada provincia haya una capital alterna y que una vez al mes el gobierno se instale allí”. En ese sentido, expresó que “gobernar con estadísticas desde Buenos Aires lleva a no mirar a la gente, sino a las estadísticas”.

Fernández estimó que “si no hacemos otra estructura de desarrollo se concentra riqueza en un lugar y padece la periferia” y afirmó que “no debe haber centro ni periferia”, ya que “vale lo mismo un porteño que un jujeño y que un fueguino, todos son importantes y hay que garantizar las mismas oportunidades”.

En ese sentido, aseguró que “si no acercamos las oportunidades a todos los rincones del país, seguirán viviendo mal” y recordó los problemas que le plantean diversos productores en distintos puntos del país. “Un bodeguero me contó sus problemas en Mendoza, en Catamarca me habló de lo mismo un productor de aceitunas. No se sabe el esfuerzo y sacrificio de esas personas”.

Además, Fernández pidió que “el domingo acompañen a Anabel (Fernández Sagasti)” en las elecciones provinciales en las que competirá contra el radical Rodolfo Suárez, “porque tiene el mismo compromiso y quiere ser parte de ese país integrado con el que todos soñamos”.

Al final del acto, señaló: ”Vamos a hacer un país federal de verdad”. Y destacó que cuenta para ello con el respaldo de todos los gobernadores peronistas.

Comentarios

comentarios