Amenazó a su ex con videos íntimos y lo condenaron a cuatro años y medio

Cámara Oral de Río Gallegos

Finalmente, la Justicia se expidió sobre el caso de Caamaño, el hombre detenido desde el 2017 por amenazas coactivas y portación ilegal de armas de fuego. El tribunal superó la solicitud de pena emitida en su momento por la Fiscalía y dispuso que el ahora condenado continúe detenido.

Cumplidos los cinco días hábiles, tiempo que tiene la Justicia para dar a conocer su veredicto, en la jornada de ayer, el tribunal oral dio a conocer la sentencia para Caamaño, el hombre que está detenido desde el 2017, acusado de abusar sexualmente a su ex mujer, reducirla a la servidumbre, amenazarla con videos íntimos y de tener armas de fuego sin la debida autorización.

Finalmente el tribunal, encabezado por Joaquín Cabral, dio a conocer la pena para el acusado que resultó ser mayor a la solicitada en su momento por la Fiscalía.

Cabe recordar que, durante el debate de la semana pasada, el representante del Ministerio Público Fiscal no mantuvo la acusación por el “abuso sexual gravemente ultrajante”, pero sí por las “amenazas coactivas en concurso real con tenencia de arma civil sin la debida autorización legal”, y pidió una pena de dos años y seis meses de prisión, sentencia que podría haber hecho que Caamaño salga en libertad en los próximos meses.

Finalmente, la Justicia entendió que el delito era más grave y, si bien no trascendieron mayores detalles sobre los fundamentos que encontró, se sobreentiende que el tribunal entendería que la pena de cuatro años y seis meses de prisión ayudaría a recapacitar al ahora condenado, y que ese mismo tiempo sería reparador del daño que cometió.
Fuentes judiciales consultadas por el portal “La Opinión Austral” indicaron que, además, la Justicia ordenó que Caamaño continúe en calidad de detenido en la dependencia policial en la que se encuentra. De esta manera, no se dispuso el pedido de la defensa del acusado dada la pena que se dio a conocer en el mediodía de ayer.

Denuncia y detención

Tal como lo informó este medio en su momento, el caso se remite al 2017 cuando una asustada mujer de nuestra ciudad capital expuso que su ex pareja la extorsionaba con videos íntimos que él daría a conocer en caso de que no “recompusieran la relación”.

El caso derivó en la aprehensión de este sujeto en el estacionamiento de La Anónima, ubicado en calle Maipú, y un posterior allanamiento en su domicilio. A partir de las actuaciones se secuestraron elementos de interés, entre ellos un teléfono celular, en el que se encontraron imágenes con las que el sujeto realizaba amenazas a la denunciante.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios