Denunciaron a bombero por abuso sexual y se disparó con su arma reglamentaria

Denunciaron a bombero por abuso sexual y se disparó con su arma reglamentaria

Soto, un efectivo de 42 años, tomó la drástica decisión de dispararse en el rostro, en el mediodía de ayer, cuando sus pares estaban por allanarle su vivienda.

Un bombero se debatía entre la vida y la muerte en la noche de ayer, en el Hospital Regional, luego de dispararse en la cabeza tras ser denunciado por un caso de presunto abuso sexual.

De acuerdo a la información recabada por el portal «La Opinión Austral», se supo que todo comenzó cerca de las 10 de la noche del domingo cuando una mujer se acercó a la Comisaría de la Mujer para denunciar a Soto, un efectivo que prestaba funciones como bombero en nuestra ciudad capital y que residía en una casa de Che Guevara al 600.

Como se trataba de un caso de índole privado, no trascendieron mayores datos sobre la víctima o cuándo habría cometido el delito el efectivo señalado como el autor. De igual manera, fuentes consultadas por este medio indicaron que la víctima es del círculo intrafamiliar del agente y que es mayor de edad.

Asimismo, como es habitual en estos casos, se activó el protocolo de atención a la víctima y la misma fue trasladada al Hospital Regional para que le realicen las pericias correspondientes.

Si bien esta no es la primera denuncia por presunto abuso que mancha a la institución policial, esta vez tuvo un desenlace muy diferente: en la mañana de ayer, cuando el personal de la Comisaría de la Mujer se aprestaba a realizar un allanamiento en la casa del agente sospechado, él tomó la drástica decisión de dispararse.

Allanamiento y disparo

Cerca del mediodía, el personal de la Comisaría de la Mujer junto al Grupo de Operaciones Especiales se apostó en inmediaciones de Che Guevara al 600 con la orden de allanamiento. Según se supo, desde el Juzgado de turno, se dispuso que se le retire el arma reglamentaria al agente acusado y que se lo detenga.

Antes de que los efectivos entraran a la morada, aparentemente al ver que lo iban a allanar, Soto fue a su habitación y se disparó. Fuentes policiales dieron diferentes versiones sobre el lugar donde fue el disparo: algunos indicaron que fue en la sien y otros aseveraron que fue en la boca.

Lo cierto es que, tras escuchar la detonación del arma, los agentes de la Policía ingresaron y vieron el sangriento escenario. Se pidió una ambulancia y los médicos trasladaron al hombre, aún con signos vitales, al centro asistencial de nuestra ciudad capital.

Asimismo, tras el traslado de Soto, se solicitó la presencia de Criminalística para que realice las pericias en el interior de la casa del acusado. Entre las cosas que secuestró la Policía, además del arma con la que se cometió el disparo y las sábanas de la cama, se encontraron dos cartas escritas por el hombre en las que fundamentaría el porqué de la idea de quitarse la vida.

Ya en la tarde de ayer, el estado de salud de Soto era delicado, indicaron desde la Jefatura de Policía, y se aguarda por su evolución. Por otro lado, desde la guardia del hospital aseveraron que “el diagnóstico es reservado”.

Declaraciones

Esta denuncia no es la primera radicada contra un efectivo de las fuerzas de seguridad provincial por un caso tan grave como una exposición por un presunto abuso sexual.

Hace unos días, el jefe de la Policía Provincial, comisario general (R) José Luis Cortés, indicó que “inmediatamente se genera una investigación en la que actúa Asuntos Internos, y quiero que quede claro que nunca dejamos un hecho impune, obviamente nosotros llegamos hasta donde nos permite la Justicia, luego bajo una denuncia se prosigue en otro ámbito, pero que quede bien en claro que la Policía santacruceña si tiene que echar un comisario, subcomisario, oficial o agente, lo va a hacer sin ningún problema, yo lo dije el día que asumí, aquel policía que saque los pies del plato, lo sacamos”.

También, el jefe de la Policía indicó: “que quede de manifiesto que mucho pasa por las redes sociales, digo se ensucia de antemano a cualquier persona sin tener las pruebas suficientes, porque todos somos inocentes hasta que la Justicia demuestre lo contrario, y en ese sentido, el último caso que se viralizó fue el policía de Gobernador Gregores. Acá todo depende de lo que defina la Justicia, nosotros respetamos todos los derechos de las personas”, finalizó.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios