Procesan a marinero por presunto abuso sexual a su propia hija

Procesan a marinero por presunto abuso sexual a su propia hija

Los abusos habrían comenzado cuando la niña apenas tenía 5 años.

La policía lo detuvo en la zona de chacras donde se ocultaba luego que su pareja lo denunciara. Otro sujeto también fue procesado con prisión preventiva por el mismo delito, pero hacia una vecina adolescente.

Según el testimonio brindado en la Cámara Gesell por la menor, los abusos habrían comenzado cuando apenas tenía 5 años, y una llamada telefónica de su progenitor pidiendo que se encontraran en un cañadón para abusarla otra vez habría sido el detonante para que decidiera contarle a su madre la tragedia que estaba viviendo.

El juez de Primera Instancia en lo Penal de Puerto Deseado, Oldemar Antonio Villa decidió procesar con prisión preventiva a un sujeto de 45 años oriundo de esa ciudad portuaria por hallarlo penalmente responsable de una seguidilla de abusos sexuales con acceso carnal de larga data cometidos contra su hija que hoy tiene 16 años.

El sujeto que actualmente se encuentra detenido en la alcaidía de esa localidad fue apresado la semana pasada por una partida de efectivos al mando del comisario Carlos Orellana, luego de una intensa búsqueda que incluyó la zona rural de Puerto Deseado donde se habría refugiado luego de que su mujer lo echara de la vivienda que compartían y le advirtiera que llevaría el caso a la Justicia.

Fuentes allegadas a la pequeña confiaron que el sujeto luego de someterla sexualmente la amenazaba con matar a toda su familia para que no cuente la verdad.

Las fuentes relataron al sitio Mar y Pesca que los abusos casi siempre eran consumados en la propia vivienda familiar cuando la madre salía a realizar trámites, aunque también habrían sucedido en cañadones situados en las afueras de la localidad donde el sujeto se sentía impune.

Trabajadores del sector marítimo, se mostraron conmovidos por la noticia. «Sabíamos que a este tipo algo no le funcionaba bien porque se pasaba todo el día encerrado leyendo la biblia en el camarote o haciendo que leía pero prácticamente era un estorbo en el barco, nos enteramos de que ninguna empresa lo quería embarcar que sólo Empesur era la única empresa que le daba trabajo, y eso daba bronca porque había muchos compañeros que son buenos laburantes que iban a pedir un relevo pero le negaban porque eran del Norte pero sin embargo esta empresa tenía en el barco a un terrible violador», se quejaron los trabajadores.

En tanto desde la firma de capitales españoles perteneciente al Grupo Rodríguez señalaron que no tenían conocimiento del hecho. «Tratamos de embarcar gente del pueblo y no teníamos idea que había una persona acusada de violación en la flota», aclaró un trabajador de la firma proveedora de Mercadona.

Abusó a su vecina

Por otro lado, fuentes judiciales confirmaron que sigue detenido el sujeto que fuera denunciado por el abuso a una adolescente. Personal policial de la Comisaría de Puerto Deseado lo arrestó, cuando el individuo de 46 años, se encontraba en un departamento ubicado en la propiedad de su madre, en calle Los Antiguos al 600.

Fue acusado de abusar de una chica de 13 años. El juez Villa ordenó el pasado 16 de abril su arresto en un operativo donde también se incautaron teléfonos celulares y prendas de vestir.

El hombre fue alojado en la sede policial, y luego fue indagado por el magistrado por el delito de «abuso sexual» contra una menor de edad. A su vez resolvió la prisión preventiva para el sospechoso, quedado alojado en la sede policial.

Por otro lado, y en el marco de la investigación del hecho, la adolescente fue asistida y debió brindar su testimonio a través de una Cámara Gesell. Además de exámenes forenses acorde a un protocolo específico ante estos casos aberrantes.

Se pudo conocer que tanto la menor como el individuo no tienen relación familiar, pero sí son vecinos. El acusado reside en la propiedad de su madre en un departamento y se encuentra desocupado.

Agentes de la División Criminalística Zona Norte colaboró con las pericias y secuestro de elementos que son de interés para la causa.

(Fuente: Mar y Pesca – TiempoSur)

Comentarios

comentarios