Ajuste de cuentas en El Calafate: Pareja herida de bala en confuso episodio

ajuste de cuentas calafate

Un hombre de 28 años y su pareja de 21 terminaron en el SAMIC tras ser alcanzados por disparos en la mañana de ayer, en la ciudad turística. La Policía dio con el presunto autor del hecho en un allanamiento. En ese procedimiento se encontró un mini invernadero de marihuana.

Un sangriento hecho se registró en horas de la mañana de ayer en la periferia de El Calafate que dejó como saldo a una pareja en el hospital y a un hombre tras las rejas, acusado de ser el autor de la agresión.

De acuerdo a la información recabada por el portal “La Opinión Austral” se pudo saber que todo ocurrió cerca de las 8 de la mañana de ayer en un domicilio ubicado en la calle 22 al 800 de la ciudad turística. A las inmediaciones de ese lugar llegó un hombre y, sin mediar palabras, a través de una ventana, efectuó dos disparos al interior de la casa.

Las víctimas de esos disparos fueron un hombre y una mujer. El de 28 años y ella de 21. Las balas fueron en dirección al abdomen de ambos, con claras intenciones de matar, aseveraron fuentes policiales.

Tras efectuar los dos disparos, el malviviente abordó su camioneta Volkswagen Saveiro y abandonó el lugar de los hechos.

Según trascendió, las víctimas de los disparos son personas que se han visto involucradas en diversos delitos como robos y en el caso del hombre, fue condenado en su momento por una causa de droga que se remite al año 2013, cuando intentó trasladar droga a Río Turbio.

Del caso tomó conocimiento el personal de la Seccional Segunda que, rápidamente, solicitó colaboración de sus pares de la Dirección de Investigaciones (DDI) de la localidad para poder esclarecer las circunstancias en que ocurrió el hecho.

Mediante entrevistas mantenidas con vecinos de la zona que habrían escuchado los disparos y habrían visto el momento en el que el agresor abandonaba la zona del hecho, se dio con el principal sospechoso: un hombre conocido por sus iniciales, JP, que residiría en otra zona periférica de la ciudad.

La pareja fue trasladada de urgencia al SAMIC de la localidad. En relación con el hombre, se supo que por la herida en su abdomen estuvo en terapia intensiva, pero, gracias al esfuerzo del cuerpo médico del centro asistencial, fue estabilizado y se encuentra fuera de peligro. Respecto a la mujer, en la jornada de ayer continuaba en observaciones, ya que aún tenía alojada la bala en la zona del abdomen y se aguardaba que fuera sometida a una intervención quirúrgica para poder sacársela. De igual manera, se supo que su vida no corría peligro.

Cabe destacar que cuando la Policía tomó conocimiento del caso y se dirigió a la vivienda de las víctimas, debió secuestrar dos envoltorios de marihuana que la pareja tenía en su poder.

marihuana

Allanamiento y detención

Tras las averiguaciones llevadas adelante por el personal de la DDI por orden de la Justicia calafatense, en horas de la tarde del domingo se llevó adelante un procedimiento en busca del sospechoso y el arma con la que habría efectuado los disparos.

Fuentes investigativas consultadas por este medio indicaron que el procedimiento en cuestión se realizó pasadas las tres de la tarde en un domicilio ubicado en el barrio Terrazas y la orden emitida desde el juzgado indicaba el allanamiento en la vivienda, la detención de JP y la requisa vehicular de su camioneta Saveiro.

La detención de JP se dio sin demasiados inconvenientes. Fue reducido, esposado y trasladado a la Seccional Segunda, dependencia en la que le realizaron el barrido electrónico para determinar si había efectuado disparos y donde quedó alojado, por lo menos hasta esta jornada, cuando se espera que sea llamado a declarar ante el juez Narvarte.

En relación al arma que se habría utilizado en el hecho, hasta el momento no fue encontrada por la Policía, por lo que se podría pensar que, tras el hecho, el malviviente la descartó en algún lugar.

Asimismo, durante una inspección ocular hecha en el domicilio del presunto agresor, la Policía halló plantas de marihuana que debieron ser secuestradas. Estas plantas eran alrededor de seis y medían entre 70 centímetros y 1,20 metros de altura.

Sobre las circunstancias en que se efectuaron los disparos, se presume que las víctimas eran conocidas del agresor y se trataría de un ajuste de cuentas.

Por lo pronto, se aguarda por la evolución de las víctimas y la declaración del imputado. La causa fue caratulada por la Policía, preventivamente, como “homicidio en grado de tentativa”.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios