Justicia define hoy el futuro de Oñate, Vivares y Armoa

petroleros acusados

El juicio contra los trabajadores petroleros acusados de coacción y entorpecimiento a la actividad económica se debe definir hoy. La Cámara Criminal de Caleta Olivia deberá decidir si los absuelve o se hace eco del pedido de dos años de cárcel de la Fiscalía. Habrá un fuerte acompañamiento gremial.

La Cámara Criminal de Caleta Olivia tendrá que definir en el día de hoy la sentencia a los trabajadores petroleros Martín Oñate, Néstor Vivares y Jorge Armoa, los dos primeros ex integrantes de la Comisión Directiva del Sindicato Petrolero y de Gas Privado, y el tercero delegado de la empresa Bacssa. Los tres están acusados de coacción simple y entorpecimiento a la actividad económica en grado de tentativa, a raíz de una acción sindical en 2014, por lo cual la Justicia deberá dar cierre a ese polémico juicio que se inició el 15 de abril pasado.

El pasado 29 de abril se llevó a cabo la segunda instancia, cuando la Fiscalía pidió 2 años de prisión en suspenso para dos de los acusados de coacción simple y tentativa de entorpecimiento de la actividad económica, y la misma pena para el restante, Oñate. Esto pasó luego de la presentación de los testigos Esperanza y Berrios, quienes no habían comparecido anteriormente y fueron llevados a declarar por la fuerza pública.

De darse hoy una condena, como Armoa y Vivares no cuentan con antecedentes penales, para ellos la pena sería excarcelable. Diferente es la situación de Martín Oñate. Debido a que posee otros procesamientos, en su caso el fiscal pidió el cumplimiento efectivo.

Llega el “Pollo” Sobrero

El Partido Obrero anticipó a La Opinión Zona Norte que en el día de hoy estará en Caleta Olivia para la definición del juicio contra los trabajadores petroleros Rubén “El Pollo” Sobrero, conocido por su actividad sindical al mando de la Unión Ferroviaria de la Sección Oeste de la provincia de Buenos Aires. Junto a Sobrero llegará, desde Río Gallegos, el secretario general de la CTA-A, Miguel del Plá, acompañado por dirigentes de Adosac.

Consultado por el posible resultado de la sentencia, Latini sostuvo: “No cabe duda de la absolución de los compañeros. La Justicia de Santa Cruz no puede volver a anotarse otra página vergonzosa. Desde 2004 a la fecha, se repitieron los ataques físicos y procesamientos a los trabajadores”.

Los hechos de 2014

A mediados de febrero de 2014 y en el predio de la empresa BACS de Las Heras, se produjo un acampe de trabajadores en reclamo por recategorizaciones, reconocimiento de desarraigo, horas de viaje y vuelta atrás con el despido “sin causa” de un obrero.

El 22 de febrero de ese año, de acuerdo a la elevación del juicio a prueba, se habría producido uno de los delitos que se les achaca a los acusados. A las 11 horas, en una estación de servicio ubicada en la intersección de la ruta provincial N° 43 y la avenida Río Gallegos, los dirigentes habrían interceptado una camioneta abordada por tres trabajadores. Se los acusa de “coaccionar” a los obreros para que se plegaran al reclamo.

El 23 de febrero siguiente se registró un operativo policial de desalojo del predio de la empresa. En la oportunidad fueron detenidos 5 hombres, los tres acusados y otros dos trabajadores. Uno de ellos, hijastro de Armoa. En marzo siguiente, luego de un mes y ocho días de detención, fueron liberados los dos empleados que no pertenecían a la conducción sindical.

El 29 de marzo de 2014, la familia de Armoa denunció que luego de una requisa en la Alcaidía de Pico Truncado, él y Vivares fueron “torturados”. El 14 de mayo conmovió la noticia del presunto intento de suicidio de Armoa.

Luego de intensas movilizaciones motorizadas por delegados gremiales y las familias, el 27 de mayo de 2014 la Justicia decidió liberar a los tres detenidos. Ayer comenzó el juicio oral.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios