Las dos niñas que fueron envenenadas declararán mañana en Cámara Gesell

niñas que fueron envenenadas

Se trata de las dos hermanas de ocho y cinco años que estuvieron más de diez días hospitalizadas. Antes de descomponerse habrían ingerido una leche preparada artesanalmente por la pareja de su padre. El hombre continúa recuperándose en el Hospital Regional y no dejan ingresar a su concubina.

En la jornada del miércoles está previsto que las dos hermanas de ocho y cinco años sean sometidas a una Cámara Gesell para conocer fehacientemente qué sucedió la jornada en que enfermaron en la vía pública, intoxicadas junto a su padre.

Así lo informaron fuentes consultadas por La Opinión Austral. Además, se pudo conocer que el hombre, de apellido Cerguetti y 30 años, continúa internado en el Hospital Regional Río Gallegos. Su estado de salud es óptimo y en esta semana podría recibir el alta, en caso de continuar mejorando.

Cabe recordar que las niñas estuvieron más de diez días hospitalizadas en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). Su cuadro fue crítico al momento de ser internadas, pero gracias al accionar de los profesionales médicos ambas pudieron recuperarse. El pasado 10 de abril, las dos pequeñas fueron dadas de alta y hoy ya están, afortunadamente, con su familia.

Hasta el momento la causa es instruida con sumo hermetismo dada la gravedad del caso, ya que de confirmarse la intencionalidad por parte de un tercero de envenenar a estas tres personas, habría una carátula por tentativa de homicidio.

Las hipótesis que se manejan son varias. El testimonio de las niñas y también el de Cerguetti serán claves para determinar los pasos a seguir por el juzgado interviniente.

Entre las posibilidades que existen, se baraja la teoría de un ataque por parte de un tercero y en esta la principal apuntada es la pareja actual del hombre (de apellido Broggi), sospechosa de haber sido quien los habría envenenado. Cabe recordar que la mujer ya brindó una declaración testimonial ante las autoridades.

Según pudo conocer este medio, las niñas habrían ingerido una leche antes de convulsionar en la vía pública, a escasos metros de su casa en Jofré de Loaiza.

La teoría que se baraja es que haya sido una leche en polvo preparada artesanalmente por esta mujer o una leche líquida envasada en la que se haya añadido alguna sustancia tóxica, aunque hasta el momento no trascendió qué tipo de químico fue utilizado.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios