Liberaron al dueño del pitbull que mordió al vecino del barrio San Benito

perro

Se trata de un vecino de apellido Tacul que fue liberado en la noche del lunes, tras ser detenido por la Policía en un allanamiento por una causa caratulada como “lesiones graves”. Fue excarcelado, pero seguirá ligado a la causa que continúa siendo investigada.

En la jornada de ayer se conocieron novedades sobre el caso del perro que le arrancó la oreja a un hombre, en horas de la tarde del domingo, y por el cual hubo dos detenciones, un allanamiento y un can puesto a resguardo del personal de Bienestar Animal.

Según pudo saber La Opinión Austral, tras el allanamiento realizado por la Policía en una vivienda ubicada en el corazón del San Benito, dos personas fueron demoradas: un hombre de unos 35 años y su hija menor de edad, sindicados de haber sido quienes “dieron la orden” al perro para que ataque al otro hombre. La nena fue demorada y llevada a la Seccional, pero luego fue retirada por otro familiar.

Respecto del hombre, fue liberado cuando se cumplieron los plazos legales, en la tarde-noche del lunes, por orden del Juzgado de turno que sigue investigando la causa. De igual manera, fijó domicilio y recuperó su libertad bajo caución juratoria.

Asimismo comenzaron a salir a la luz algunas versiones sobre las circunstancias en las que habrían ocurrido los hechos. Tras su liberación, el dueño del perro dialogó con medios locales y adujo que, momentos antes de la pelea, el hombre al que finalmente le mutilaron la oreja había llegado a su casa con un cuchillo en la mano para invitarlo a pelear.

Los hombres decidieron hacer un “mano a mano” y se trenzaron a golpes, fue en estos momentos en los que el perro atacó al individuo que habría llegado con el cuchillo.

El dueño del can dijo que, tras la pelea, él entró en su casa y que “de buena fe” le dio el cuchillo al hombre que estaba malherido, desconociendo el estado de salud del otro sujeto.

De igual manera, esta es sólo una de las caras de la pelea. Aún resta conocer la versión del hombre al que hoy le falta parte de la oreja derecha. Aún se encuentra en el Hospital, pero se presume que, en las próximas horas, prestará declaración.

Lo cierto es que la carátula de la causa es “lesiones graves” y ahora la Justicia busca determinar las circunstancias en las que ocurrió el hecho. Durante el allanamiento, la Policía secuestró el celular de Tacul y de su hija ya que, en la jornada del lunes, comenzaron a circular, a través de WhatsApp, una serie de videos que mostraban el momento del ataque entre vecinos.

Respecto del Pitbull, tal como lo adelantó este medio, será sometido a una serie de chequeos por parte del área de Bienestar Animal y, desde el lunes, comenzaron a correr los 12 días que tendrá la Justicia para determinar qué hará con el can, si lo dará a otra familia, o si lo sacrificará.

Comentarios

comentarios