Mataron a golpes al padre del presunto abusador de un nene

Mataron a golpes al padre del presunto abusador de un nene

José Oviedo fue asesinado a golpes cuando más de 20 hombres enardecidos de la Fracción XIV y Los Bretes le prendieron fuego a su casa y lo persiguieron unas cuatro cuadras hasta que lo interceptaron. El hombre de 50 años intentó defenderse con un machete y un fierro, pero los vecinos se lo sacaron de las manos a dos comisarios y lo golpearon hasta matarlo, incluso le quisieron pasar por arriba dos vehículos. El hombre era el padre del presunto abusador que al cierre de esta edición permanecía «reguardado» por la Policía, ya que no estaba confirmado que fuera el autor del robo y violación de un estudiante de 12 años que a las 14:30 fue interceptado en la avenida Chile.

(Comodoro).- José Oviedo (50) fue asesinado a golpes por más de 20 hombres que lo interceptaron cuando intentaba escapar de los que le prendían fuego a su casa, con la certeza de que allí vivía quien abusó de un niño de 12 años luego de robarle sus pertenencias.

El linchamiento a Oviedo comenzó a gestarse a las 16:30 cuando los vecinos, enojados y con impotencia tras esperar que se hiciera presente la policía, se volcaron a las calles para pedir seguridad y justicia. Porque a las 14:30 cuando un menor caminaba por avenida Chile hacia su casa de Los Bretes luego de salir de la Escuela 723, fue víctima de un joven que lo golpeó, le robó y lo abusó sexualmente en el descampado.

El niño llegó como pudo a su casa y pidió ayuda. Una vecina afirmó que llamó a la Policía y el patrullero no llegó. Tampoco alguna ambulancia. Por lo que un vecino de la víctima lo cargó a su vehículo y lo trasladó al Hospital Regional en donde los familiares del joven pusieron en conocimiento de lo que había ocurrido a las autoridades.

Los vecinos de Los Bretes se concentraron primero frente a la casa de la víctima a pedir que la Policía de la Seccional Quinta se hiciera presente. Pedían un corredor seguro para los chicos que deben retornar a sus hogares caminando ante la falta de transporte público de pasajeros, que incluye a la zona en el recorrido solo cada dos horas.

TODA LA FURIA

Los vecinos de Los Bretes se sumaron a los vecinos de la Fracción 14 en el ingreso al barrio que ya habían comenzado a prender fuego algunas cubiertas y maderas. Exigían la llegada de la policía y que se investigue lo que había ocurrido.

Entre los que “agitaban” en el lugar, estaba M.O., el joven al que después de unos minutos fue señalado como el presunto autor del delito. Fue luego de que varios vecinos se manifestaran también frente a la Seccional Quinta, en Lisandro de la Torre y Patricios. En esos momentos, una vecina dio a conocer el nombre del presunto autor que buscó resguardo en una vivienda que los vecinos comenzaron a destrozar. Los policías lo refugiaron en la comisaría Quinta pero no pudieron evitar que le incendiaran la vivienda al padre del joven, a unas tres cuadras del lugar.

José Oviedo salió a enfrentar a los enardecidos vecinos con un machete en la mano y un fierro en la otra y comenzó a correr calle abajo en dirección al barrio Los Bretes bordeando el salitral. Los vecinos que lo corrían lo iban golpeando hasta que lo interceptaron dos policías que se dirigían al lugar de los incidentes.

Eran el jefe de Operaciones, Juan Cruz Campos, y el comisario Víctor Farcy. Los policías observaron a Oviedo correr con el machete en mano y ensangrentado por lo que trataron de interceder, pero más de 20 vecinos enceguecidos también golpearon a los policías y se lo sacaron de las manos para finalmente matarlo a patadas en el suelo.

El comisario Campos le comentó a El Patagónico que los vecinos incluso lo ataron con una linga y lo querían llevar tirando de un vehículo, así como también intentaron pasarlo por arriba con dos automóviles. En medio del ataque, la camioneta de la Seccional Quinta fue apedreada y destrozada.

Después del linchamiento, los vecinos comenzaron a realizar un documento en el que piden que echen del barrio a los delincuentes que ellos tienen identificados y una vez que lo firmaron se lo entregaron al titular de la Unidad Regional, Ricardo Cerda, que lamentó lo sucedido. Se hacieron presentes en el lugar de los hechos los fiscales Juan Carlos Caperochipi y Verónica Dagotto.

(Fuente: El Patagonico.)

Comentarios

comentarios