Unieron Comodoro y Caleta nadando

Pablo Maccari, Juan Manuel Bustamante y Andrés Moreno

Pablo Maccari, Juan Manuel Bustamante y Andrés Moreno realizaron un cruce a nado por la costa del Mar Argentino. Bracearon durante dos días hasta completar la distancia de 50 kilómetros que une a Comodoro Rivadavia con Caleta Olivia.

La pasión por la aventura unió a un docente, un militar y un ingeniero que se atrevieron a un desafío único. Nadaron por la costa del Mar Argentino uniendo las ciudades de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia. Tras dos largos días de luchar contra las olas patagónicas, lograron el objetivo de completar la distancia de 50 km.

La peculiar travesía tuvo como protagonistas a Pablo Maccari (Ingeniero), Juan Manuel Bustamante (Docente) y Andrés Moreno (Militar). A pesar de que sus carreras tienen poco en común, el destino y en particular el deporte unió las vidas de estos tres amigos aventureros.

“Somos un grupo de nadadores de Comodoro Rivadavia. Hemos hecho algunas travesías largas y hace bastante tiempo queríamos concretar esto”, relató Pablo Maccari y agregó que lograron su objetivo en el segundo intento, “hace tres semanas lo intentamos, el clima nos dijo que no y tuvimos que salir en La Lobería. El fin de semana pasado, por suerte, se dio todo. Fue una linda aventura”.

Además detalló que pudieron completar la travesía en dos días. El sábado 16 de marzo partieron a las 07:00 desde el límite provincial para llegar a las 17:00 a la Bajada de la Osa con un recorrido de 24,5 km. El domingo a las 08:00 volvieron a sumergirse en el mar para finalizar con los últimos rayos del sol a las 19:30 en la zona conocida como Laguna de Los Patos, a pocos kilómetros del ingreso a Caleta Olivia. El segundo día finalizó con una distancia de nado de 25 km.

Según contó Maccari, suelen nadar a pocos metros de la costa (entre 20 y 25 mts.), aunque dependiendo de la geografía del lugar tienen que adentrarse más en el océano Atlántico (hasta 700 mts. de la costa). Como parte de la logística previa, tuvieron que dejar “provisiones” escondidas en lugares estratégicos en los kilómetros 10 y 35.

“Desde joven en Mendoza nadaba en pileta y cuando terminé mis estudios, me vine a Comodoro y dejé de nadar. Cuando los conocí a ellos que se metían al mar, se me fue el miedo y empezamos con estas ideas de viajar o de hacer travesías. La primera vez hicimos desde la costanera hasta la universidad y de ahí no paramos más”, comentó el ingeniero y destacó, “nos conocemos hace muchos los tres. Cuando hemos tenido que salir del mar porque estaba peligroso o porque el viento pega fuerte, no hemos tenido problema. Somos muy conscientes en lo que respecta a seguridad”.

En el Atlántico Sur

“Con Juan Manuel tuvimos la posibilidad de cruzar el canal de Beagle hace unos tres años y siempre decimos que nadar acá en el Atlántico, en esta parte sur, es mucho más emocionante que irse tan lejos a nadar. Es más entretenido. Este fin de semana vimos toninas y lobos marinos. Es increíble lo que te encontrás y es mucho más natural, está menos explotado”.

“Lo increíble es como nos unimos y en cada punto surgió la personalidad de cada uno. Marqué el ritmo en la mitad porque llevo más tiempo nadando, pero al final me exploté y ahí surgió el rol de Andrés, que es el militar, para instarnos a terminar. En cada momento uno hizo algo para que podamos llegar”, puntualizó Pablo Maccari.

(Fuente: Patagonia Deportes)

Comentarios

comentarios