Desapareció de su vivienda y quedó a resguardo de Niñez

COMISARIA-CUARTA-1 (1)

El caso preocupó a toda la ciudad. Una preadolescente de 11 años estuvo ausente de su hogar por varias horas. La madre denunció su desaparición en la madrugada y apareció recién pasado el mediodía. Estaba en la vivienda de un “conocido” de 68 años, a más de diez cuadras de la suya. Quedó a resguardo de Niñez, área que ya ha intervenido en situaciones así. Se investiga si la niña es explotada laboralmente y el por qué se va de su casa en reiteradas oportunidades.

Una menor riogalleguense de 11 años de edad se ausentó de su hogar desde las 20:00 horas del día miércoles. Su madre, preocupada, denunció su desaparición recién en horas de la madrugada de ayer en la Comisaría Cuarta de Río Gallegos, y a partir de allí se libraron las claves pertinentes para su búsqueda.

Temprano en la mañana, ante no tener novedades de su paradero, se difundieron sus datos y una fotografía de ella con las últimas características de vestimenta con las que había sido vista. El caso se viralizó vía redes sociales y la comunidad estuvo pendiente de cómo siguió.

No fue hasta pasado el mediodía que la Policía pudo dar con la preadolescente, más precisamente a las 13:45 horas. Se encontraba en óptimo estado de salud.

Fuentes consultadas por La Opinión Austral indicaron que la menor se hallaba en un domicilio particular de calle Cepeda al 700, a aproximadamente más de diez cuadras de donde reside actualmente, en calle Ayohuma.

De acuerdo a la información recabada por este medio, la vivienda donde fue encontrada pertenece a un hombre de 67 años de edad, quien la conoce con anterioridad por haberle comprado en varias oportunidades productos panificados que la menor salía a vender por el barrio y alrededores.

Personal de la Comisaría Cuarta dio intervención a la Secretaría de Niñez y Familia del Municipio, notificando al área comunal de lo sucedido. Un equipo se entrevistó con niña para conocer detalles del caso. En tanto, el médico policial la revisó y no constató lesiones de ningún tipo.

Mientras tanto, el hombre que la tenía a su resguardo, esperó en una oficina de la dependencia para constatar el estado físico de la menor y, a su vez, que los profesionales de Niñez dialogaran con la preadolescente para cerciorarse de la versión del hombre y en qué situaciones se encontraba junto a este.

Fuentes oficiales señalaron que el vecino la acogió en su domicilio cerca de las 06:00, cuando ella se apareció allí por su propia cuenta. La menor le habría manifestado que tenía un “problema en su casa”, y es por ello que la tuvo en su hogar, en donde durmió y cuando despertó, pasado el mediodía, notificó a las autoridades.

El Juzgado de Instrucción N° 2 tomó intervención del caso y se dispuso que al hombre se le tomara declaración testimonial y pudiera, posteriormente, retirarse de la dependencia.

Intervención

Además de Niñez, intervino la Secretaría de Derechos Humanos. Si bien no hubo confirmación oficial del área comunal -desde donde prefirieron no brindar declaraciones sobre este caso- la menor habría quedado a resguardo de ellos.

Según pudo conocer este matutino, esta no es la primera vez que se suscita una problemática de estas características con la niña ausente de su hogar, y en ese sentido ya han existido intervenciones similares por las autoridades competentes.

Según la madre de la menor, esta tendría “problemas de conducta”, aunque ayer trascendió que la mujer la obligaría a vender pan de manera ambulante. En ese sentido, se investiga si la niña es explotada laboralmente y el por qué se ausenta en reiteradas oportunidades de su hogar.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios