Joven alcoholizado golpeó a su pareja

violencia-1

Un hombre de 22 años quedó detenido en la Seccional Primera de San Julián, luego de la que la Policía lo detuviera cuando golpeaba a su novia en pleno centro de la localidad. La víctima dijo que el hombre la golpeó hasta con un vaso. El agresor también golpeó a una policía.

Un cobarde agresor quedó tras las rejas en la mañana de la Navidad, luego de golpear a su pareja en pleno centro de la ciudad de Puerto San Julián.

Todo ocurrió cerca de las 6 de la mañana, cuando la pareja caminaba discutiendo por la esquina de las calles Berutti y Urquiza de la localidad portuaria.

Vecinos presenciaron cómo comenzó a elevarse el tono de la discusión y el hombre comenzaba a agredir mediante golpes de puño a la mujer. Fue en estos momentos cuando, afortunadamente, aparecieron efectivos del Comando Radioeléctrico que se encontraban realizando patrullajes de rutina.

Los agentes descendieron del móvil y separaron a la pareja. El hombre opuso resistencia, pero rápidamente fue reducido en la vereda de la calle Berutti, no sin antes golpear en la cara a una mujer policía que estaba trabajando en el requerimiento.

La joven, de 26 años, en un evidente estado de shock, solamente atinó a contar que el agresor hasta le había pegado con un vaso de vidrio, indicaron fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral.

La Policía llamó al hospital para el traslado y la atención de la muchacha. La ambulancia llegó minutos después, los profesionales de la salud la revisaron en el lugar y luego la llevaron al centro asistencial para una serie de chequeos más exhaustivos.

Respecto al cobarde agresor, se supo que tiene 22 años, que estaba en un evidente estado de ebriedad y fue llevado a la Seccional Primera, dependencia policial que actúa por jurisdicción.

Tanto a la joven como a la mujer policía les certificaron lesiones leves producto de las riñas que mantuvieron con el joven. Ambas decidieron instar a la acción penal y se dio intervención al juzgado de la localidad.

El magistrado interviniente dispuso que el muchacho continuara en calidad de detenido, una vez cumplidos los plazos legales. Se hicieron dos expedientes, uno por “lesiones leves y amenazas agravadas por mediar violencia de género” (exposición de la pareja) y “lesiones leves, atentado y resistencia a la autoridad” (denuncia de la agente agredida), por lo que se espera que en las próximas horas sea llevado a declarar.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios