Una mujer hirió de gravedad a su pareja al encontrarlo con otra

arma blanca

Un hombre fue encontrado desangrándose en la vereda de Rivadavia e Ituzaingó. Mientras lo trasladaban al Hospital Regional, una comisión policial fue a su domicilio. Allí encontró a su esposa bañada en sangre y en estado de shock. La policía también descubrió que había otra mujer, encerrada en el baño de la vivienda. Se trataba de la amante a la que la dueña de casa descubrió con su marido.

Personal policial de la Seccional Segunda debió intervenir en la avenida Rivadavia, en inmediaciones de la Escuela 26, por la presencia de un hombre tirado en el suelo que perdía abundante sangre. A pesar de que se dio aviso al 107 y se solicitó una ambulancia, los efectivos optaron por realizar el traslado en el patrullero de manera inmediata, por la gravedad de la herida que presentaba.

A primera vista el hombre presentaba un corte en cuello, sobre el lateral izquierdo. Dado que permanecía consciente, se pudo determinar su identidad. Y al ser consultado por los efectivos manifestó que fue agredido por su pareja en su domicilio de la calle Los Aromos al 800.

Personal policial de la Seccional Cuarta y de la Brigada de Investigaciones se dirigieron al lugar y se encontraron con una dramática escena.

Según pudo averiguar El Patagónico, la esposa del herido se encontraba sentada en estado de shock, envuelta en sangre y con cortes en distintas partes del cuerpo. El desorden y las manchas por toda la casa daban cuenta del grado de violencia que se vivió en el enfrentamiento de la pareja.

De acuerdo a los dichos del hombre, la mujer rompió una botella y con el pico de la misma le asestó numerosos cortes, el más profundo en el cuello. Todo ocurrió mientras una segunda mujer, señalada como la amante del dueño de casa, se encerró en el baño por temor a ser agredida.

De acuerdo a lo que esa segunda mujer le comentó a los efectivos policiales, ella escuchó todo el ataque y las recriminaciones que la dueña de casa le hacía a su marido mientras lo atacaba.

La mujer que agredió a su pareja quedó dos meses en prisión preventiva, imputada de homicidio en grado de tentativa. En la investigación del caso, dirigida por el Ministerio Público Fiscal, interviene personal de la Seccional Cuarta, que tiene jurisdicción en el domicilio donde se inició el conflicto y también actúa personal de la Brigada de Investigaciones.

(Fuente: El Patagonico.)

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *