Liberaron a joven que intentó matar a su ex

caso galceran

Fernando Galcerán (25) cumplió su condena y fue excarcelado en el mediodía de ayer cuando le abrieron las puertas de la Unidad Penitenciaria N° 2, por disposición de la Justicia. Grupos feministas cargaron contra los funcionarios judiciales tildándolos de “machistas” y “patriarcales”.

Pese a la presión que ejercieron en los últimos días integrantes de la Mesa de Mujeres Trabajadoras y Las Rojas, en el mediodía de ayer Fernando Galcerán (25) recuperó su libertad por la causa de “lesiones leves agravadas por mediar violencia de género”.

Fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral indicaron que en la noche del miércoles llegó a la Unidad Penitenciaria N° 2 (UP N°2), dependencia recientemente inaugurada y lugar de alojamiento del cobarde agresor, un exhorto indicando que en la jornada de ayer recupere su libertad.

Tras retornarle los efectos personales, cerca del mediodía, Galcerán fue liberado, pese a la presión que habían ejercido agrupaciones feministas para que continúe tras las rejas.

El problema mayor radica en el miedo que tiene la víctima de Galcerán. TB –de 23 años-, vive en nuestra ciudad y tiene miedo de salir a la calle. En la jornada de ayer hizo una extensa publicación en Facebook, cargando contra los jueces de Cámara, la juez de instrucción Marcela Quintana, el fiscal de instrucción Gustavo Cima, el fiscal de Cámara Iván Saldivia, y los jueces de Cámara Juan Yance y Joaquín Cabral.

En sintonía con las declaraciones de TB, desde Las Rojas emitieron un duro comunicado que comenzó diciendo: “La justicia nos reconfirmó lo que ya sabíamos, que es patriarcal y ampara violadores, violentos y femicidas”.

“Pese a las movilizaciones, repudios y pedidos, ni los jueces ni fiscales hicieron algo por TB, el violento está en libertad. Fuimos a audiencias, a mostrarles el error a cada uno de ellos, ninguno se hizo cargo y dijeron que el error ya estaba cometido, dijeron que TB tiene que esperar a ver si el violento se acerca de nuevo para poder denunciarlo”, afirmó otra parte del comunicado en relación a la reunión que consiguieron tener en la mañana del lunes pasado, cuando una instructora les dijo: “Si sale en libertad (Galcerán) y te amenaza, ahí recién se ve”.

Por otro lado se supo que las amenazas nunca habían sido denunciadas, elemento que podría haber hecho cambiar toda la situación. Altas fuentes policiales indicaron a este medio que, en caso de que las víctimas vivan situaciones similares, deben realizar las exposiciones correspondientes, entendiendo que desde que se promulgó la última ley de Seguridad Pública, los internos no pueden tener celulares. “Se activa el protocolo correspondiente, en una requisa se busca el celular y luego se hace un sumario que es elevado a la Justicia, que podría ser tomado como un agravante”, indicaron.

El hecho

Tal como lo informó este medio en su momento, todo ocurrió en la jornada del 26 de enero en la calle Lorenzo. El sujeto de 25 años llegó a la vivienda de la víctima de 23 y, luego de discutir, al parecer porque ella habría decidido terminar la relación, la llevó a su casa para mantenerla encerrada.

Aparentemente él le quito el celular a la joven, la golpeó y llegó a cortarla con un cuchillo. Tras horas de violencia -tanto física como psicológica-, el hombre se entregó y fue detenido.

Ahora bien, aunque éste fue el último desencadenante, la víctima además contó que durante la relación ella ya sufría violencia de género y que en algunas oportunidades el sujeto la había violado.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *