Su mamá falleció y fueron a buscar a la médica con armas

hospital zonal

Sucedió en el Hospital Zonal de Caleta Olivia. Dos hombres jóvenes amenazaron a una agente de policía y fueron en busca de una médica. Llevaban un revolver calibre 32 y un cuchillo. La efectivo convocó refuerzos y, gracias a la rápida reacción policial, se evitó que pudiera acontecer una tragedia. Los hombres fueron reducidos. Habían perdido a su madre poco antes y habían ido en busca de quien hacen responsable.

Al promediar la hora 17:30 del lunes, ingresaron al Hospital Zonal Pedro Tardivo de Caleta Olivia dos hombres jóvenes, aunque mayores de edad. Tomaron por las escaleras que llevan al primer piso, al tiempo que bajaba por ellas una agente de policía. Uno de los hombres exhibió un arma de fuego, habría apuntado a la miembro de la fuerza de seguridad, indicándole que no participara porque “el problema no era con ella”.

Los hombres se dirigieron hacia el sector de ingreso al pasillo que comunica con la terapia intensiva. Mientras, la policía se comunicó con sus camaradas que se encontraban de consigna en el sector de internación y de salud mental del nosocomio. Es así que los demás efectivos acudieron al lugar y, en l antesala de la terapia, dieron con los jóvenes armados.

Entablaron un diálogo con ellos y, según pudo conocer La Opinión Zona Norte, los hombres les manifestaron que el reciente deceso de su madre motivó ir en busca de la médica a la que hacían responsable de lo acontecido. Asimismo, habrían señalado que le realizarían una denuncia por presunta mala praxis. No obstante, estaba en proceso una situación alarmante, en la que aquellos que relataban su situación estaban armados y en actitud amenazante. Por tal razón, y ante un descuido de sus interlocutores, uno de los efectivos policiales arrebató el arma de fuego al joven que la portaba. El segundo, armado con un cuchillo, habría intentado intervenir. Afortunadamente ambos fueron reducidos, y así se evitó que su dolor se convirtiera en una tragedia aún mayor.

El dúo fue trasladado hacia la Seccional Primera de policía. Allí los uniformados dieron aviso a la justicia. Se conoció con posterioridad que se trata de dos hermanos y que la semana pasada otro miembro de la misma familia había tenido un altercado con un oficial de la policía fuera del nosocomio.
El tercer joven en cuestión es menor de edad y habría atacado al efectivo cuando éste se acercó al grupo del que participaba para conocer su procedencia e intención. De los tres, los dos primero tendrían antecedentes policiales menores. Actuaciones periciales intentaban ayer, establecer si el arma estaba en condiciones de ser disparada. Vale decir que, en apariencia, se trataría de un revolver desgastado y viejo.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios