A juicio por abusar de una mujer cuando ella corría en la ría

TRIBUNAL-ORAL-FEDERAL

LM está acusado de secuestrar y abusar de una mujer cuando esta corría por la ría, en mayo de 2013. La víctima tenía 28 años y él 17. El juicio se realizó ayer y tanto la Fiscalía como la querella mantuvieron la calificación legal de “abuso sexual en grado de tentativa con acceso carnal”. La Justicia expedirá su veredicto el próximo jueves.

En la mañana de ayer se celebró un nuevo juicio por una causa de abuso en la ciudad de Río Gallegos, en instalaciones del Tribunal Oral. Se trata de un hecho acontecido hace cinco años que tiene como único imputado a un sujeto (LM) de 22 años, pero que cuando cometió el delito tenía 17 años de edad.

El joven está acusado de secuestrar y abusar de una mujer (28) cuando esta corría por la costanera local, en mayo de 2013.

Fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral indicaron que en la audiencia celebrada ayer, el acusado compareció y se sentó en el banquillo de los acusados, aunque declaró “a medias”. No habría admitido el hecho y tampoco brindó testimonios o detalles concretos de lo ocurrido aquella jornada, presumiblemente por el paso del tiempo o por obviarlos de manera intencional por recomendación de su defensor.

Tanto el representante del Ministerio Público Fiscal, Dr. Iván Saldivia, como la abogada representante de la parte querellante, Dra. Marta Dávila, mantuvieron la calificación legal por la que la causa llegó a juicio: “abuso sexual en grado de tentativa con acceso carnal”.

Además de LM, en el juicio celebrado ayer en el Tribunal, que fue encabezado por el Dr. Joaquín Cabral, también brindaron testimonio testigos y profesionales que intervinieron en el hecho y brindaron atención a la mujer que fue abusada.

En cinco días hábiles la Justicia Provincial expedirá su veredicto, aunque no se requirió pena efectiva de prisión, ya que el acusado al momento de cometer el abuso era menor de edad (17 años), entonces lo que se pidió en este caso es declarar la responsabilidad penal en orden a ese delito. La Cámara resolverá cómo concluye y se da punto final a esta causa que data de 2013.

Vale mencionar que, por otro lado, hay una acción civil paralela contra el imputado y su familia. El sujeto, quien llegó a juicio en libertad, estuvo detenido un tiempo en el ex Instituto del Menor.

El hecho

De acuerdo a las fuentes consultadas por este medio y a la información que data de 2013 a la que pudo acceder este delito de acción privada, el hecho aconteció en la mañana del 19 de mayo de 2013, en circunstancias en que la víctima realizaba actividades físicas en la costanera local. En ese momento la fue abordada por LM, quien se desplazaba en automóvil por la zona. La mujer denunció que sujetos (el imputado y un sujeto más, quien aparentemente conducía el vehículo) intentaron secuestrarla cuando corría por la ría, en cercanías a los tanques de YPF.

La denuncia se tomó como un intento de secuestro con fines de abuso sexual, algo que posteriormente se confirmaría (aunque, tal como llegó la causa al juicio, no existió penetración, por ello el grado de ‘tentativa’). Fue radicada en la Comisaría Primera, luego de que la víctima se presentara en la Comisaría Sexta. En aquel tiempo, por protocolo judicial y como se trataba de un ataque sexual, se determinó que la causa cayera en manos de la dependencia céntrica.

El hecho se produjo luego de las 9 de la mañana, cuando la mujer de 28 años de edad se encontraba realizando ejercicios en la zona de la ría. En un momento, cuando corría aparentemente por la avenida Almirante Brown, se percató que un auto la seguía y de repente uno de los sujetos que se trasladaba en el rodado comenzó a gritarle obscenidades. Tras recorrer unos metros, uno de los desconocidos (presuntamente LM) bajó del auto e intentó introducirla en él. Fue allí, en el interior del rodado, que se perpetró el abuso.

La víctima, al parecer por su estado atlético, logró zafarse, impidiendo que la situación pasara a mayores y corrió hasta una casa para pedir auxilio, esto llevó a los desconocidos a darse a la fuga del lugar. La joven fue asistida por un vecino, quien dio aviso a la Policía. Luego se radicó la denuncia en la Comisaría Primera, que informó de lo sucedido al Juzgado de Instrucción N° 3.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *