El Área de Artes Visuales prepara una nueva muestra

muestra “Restitución- bordar el genocidio mapuche”
El próximo 13 de julio, a las 20:00 hs., en las salas del Área de Artes Visuales del Complejo Cultural Santa Cruz de nuestra ciudad capital, se inaugurará la muestra “Restitución: bordar el genocidio mapuche” de los artistas Sebastián Hacher y Mariana Corral.

El Área de Artes Visuales de la Cartera Cultural de la Provincia continúa  desarrollando su nutrida agenda de actividades, a los efectos de propiciar un constante encuentro entre la comunidad santacruceña y las más destacadas expresiones del arte contemporáneo de la provincia y la región.

En tal sentido, este próximo 13 de julio, a las 20:00 hs., en las salas del Complejo Cultural Santa Cruz, se inaugurará la muestra “Restitución: bordar el genocidio mapuche” de los artistas Sebastián Hacher y Mariana Corral, quien, al respecto, señaló que “esta muestra es una colección de fotos pertenecientes al Museo de Ciencias Naturales de La Plata tomadas a los prisioneros de la denominada Campaña del Desierto”.

Y detalló que “nuestro trabajo consistió en hacer unos recorridos por zonas del territorio mapuche recuperadas en las provincias de Río Negro y  Chubut”  y que “de ese viaje que  hicimos, surgieron otras obras  hechas en base a grabaciones del sonido el viento y acciones de señalamiento lumínico, de modo que mi ingerencia en esta muestra tiene que ver con lo performático, lo audiovisual y la electrónica”.

Por esto mismo, subrayó que “la muestra se compone tanto por el arte de los bordados como por el registro de esas cosas que estuvimos haciendo durante nuestro viaje “.

 

Taller de Experimentación Sonora

En este orden de cosas, cabe destacar que, previo a la muestra, Mariana Corral estará presente en nuestra provincia desde este próximo sábado 07 de julio para dictar Taller de Experimentación Sonora orientado el público en general. Al respecto, la artista visual, indicó que “esta actividad la realizaré con piezoeléctricos y circuitos lumínicos de papel”.

“Si bien es un taller gratuito con materiales incluidos, hay un cupo limitado para inscribirse” indicó, al añadir que “la idea es experimentar un poco con estos dispositivos que son sensores de contacto y sonido” y que “en la segunda etapa de esta capacitación trataremos de crear imágenes con circuitos  muy simples, por lo cual no hace falta tener conocimientos previos de electrónica”.

 

Aspectos de la muestra

“Restitución: bordar el genocidio mapuche” es un trabajo de bordado en hilos de colores sobre fotos rescatadas del Museo de Ciencias Naturales de La Plata. La mayoría fueron tomadas luego de 1886, cuando el Perito Francisco Moreno encerró allí a los caciques Inakayal, a Foyel y a parte de sus familias. Las personas que aparecen en las fotos son sobrevivientes del genocidio contra los mapuche. Moreno los llevó a al Museo con la excusa de rescatarlos, pero los usaron como mano de obra esclava y como objeto de estudio. El lonko Inakayal sobrevivió tres años. Junto a los suyos, dormía encerrado en el sótano del museo. Los hombres eran obligados a trabajar en la construcción, las mujeres tejían y limpiaban. Las fotos terminaron perdidas entre los archivos del museo. Muchas fueron rescatadas y restauradas por Xavier Kriscautzky, un fotógrafo que trabajó allí. Otras, por GUIAS, un colectivo de antropólogos que impulsa, entre otras cosas, terminar con la exhibición de restos humanos y que sean devueltos a sus comunidades. Según las propias palabras de Sebastián Hacher “El bordado intenta mostrar eso que la imagen, aún iluminada, no terminó de revelar”. Además en la muestra se presentan vídeos en donde se ve una imagen fija del alambrado de la estancia de Benetton y se escuchan las vibraciones que produce el alambrado y que han sido transformadas en sonidos por Mariana Corral.

 

Acerca de Mariana Corral

Mariana Corral es parte del GAC, el Grupo de Arte Callejero. Durante veinte años se dedicó a invadir el espacio urbano para señalar sus heridas: una señal de tránsito que marcaba la casa de un genocida, una bandera gigante que denunciaba los desalojos, una publicidad falsa que jugaba con el sentido común para denunciar la represión.

En los últimos años se volcó al arte electrónico. Construyó un aro de madera y luces que se llama Azimut. Tiene un sistema de leds con  todos los colores del prisma y una brújula electrónica. Los colores cambian según el punto cardinal al que se apunte.

Comentarios

comentarios