Diputados votó el consenso, para no desentonar con lo acordado con Nación

diputados

Con 16 votos a favor y dos en contra, la Legislatura santacruceña aprobó ayer la ley de adhesión al Consenso Fiscal propuesto por el Gobierno Nacional. Oficialistas y opositores coincidieron en que el pacto resulta “una herramienta necesaria” para afrontar la situación financiera de la provincia, pero advirtieron que “repercutirá negativamente en las finanzas de los municipios”. Además, enviaron a comisiones el Presupuesto 2018 y la polémica ampliación del Parque Patagonia. Antes del inicio de la sesión hubo quema de cubiertas y represión fuera del recinto.

Pasada la expectativa que generó la sesión Extraordinaria por el tenor de las iniciativas que se tratarían en ella, finalmente la Cámara de Diputados convirtió en ley la adhesión al Consenso Fiscal, suscrito en noviembre pasado entre 23 provincias y el Gobierno Nacional. El proyecto obtuvo 16 votos a favor y 2 en contra, de la legisladora por Encuentro Ciudadano Gabriela Mestelán y de José Blassiotto, del Frente Renovador.

El texto, que replica lo acordado con la administración de Mauricio Macri, aclara que “los compromisos asumidos por las partes se deben cumplir antes del 31 de diciembre de 2019, salvo el establecimiento de otro plazo para su cumplimiento de las cláusulas del Pacto Fiscal II, entre quienes aprueben el consenso”.

La normativa, que deberá ser promulgada en los próximos días por el Ejecutivo, establece el compromiso de las provincias para bajar impuestos distorsivos, como Ingresos Brutos y Sellos, por 1,5 por ciento del PBI en los próximos cinco años; la aprobación y adhesión al proyecto de una nueva Ley de Responsabilidad Fiscal. Allí, los distritos deberán mantener su gasto constante en términos reales durante los próximos años; desistirán además, de los juicios contra el Gobierno Nacional (340.000 millones de pesos las provincias y 400 mil millones de pesos la provincia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano); el consenso significa también ir en consonancia con la nueva reforma previsional votada por el Congreso Nacional; en tanto, el Gobierno Nacional se comprometió a través del pacto, a financiar los déficit de las cajas previsionales no transferidas.

Este mediodía, la Legislatura Provincial ratificó el Consenso Fiscal, rubricado por la gobernadora Alicia Kirchner, sus pares de 22 provincias argentinas y el Gobierno Nacional, en el marco de la sesión Extraordinaria convocada por el Poder Ejecutivo Provincial mediante Decreto Nº 1158/2017.

“Contrato leonino”

El jefe de bancada del Frente para la Victoria, Matías Mazú, consideró que “lo que hoy estamos votando es un contrato leonino: leonino quiere decir que es injusto y abusivo por favorecer sólo a una de las partes, y exigir condiciones particularmente duras a la otra. Es en beneficio de la Nación, y de los que más tienen, y en perjuicio de los que menos tienen”, sintetizó.

Advirtió así que “si nada de lo que está escrito aquí se cumple no nos va a temblar la mano para votar en contra de cualquier modificación que tengamos que hacer para la implementación de este Consenso Fiscal, y devolverle a los santacruceños lo que dentro de un año o dos, se les estará quitando”.

“Consecuencias a mediano plazo”

Pese a haber votado a favor de la medida, el diputado del Frente para la Victoria, Jorge Arabel, manifestó su desacuerdo con el consenso al considerar que “impactará negativamente en las finanzas de los Municipios, los que van a recibir menos recursos coparticipables”.

“Nuestra provincia está atravesando una situación muy delicada, inmersa en una incertidumbre que venimos arrastrando en el tiempo”, dijo en términos económicos y consideró que “pese a los esfuerzos hechos por la gobernadora (Alicia Kirchner), la sociedad no percibe que estemos en el rumbo correcto hacia una salida, sino que día a día se profundizan aún más las dificultades”.

Además, insistió en la necesidad de que “el Gobierno Nacional entienda que los santacruceños somos parte también de la Argentina y que, más que ajustes en las cuentas públicas, necesitamos de políticas claras que nos permitan crecer y desarrollarnos como provincia”.

“No podemos tener un 2018 igual al 2017”

Desde la oposición, el diputado por Unión Para Vivir Mejor-Cambiemos, Gerardo Terraz, planteó en diálogo con La Opinión Austral que “no podemos exigirle a la provincia que solucione los problemas que aquejan a los santacruceños y después no colaborar con las herramientas que Santa Cruz necesita para hacer frente a estas demandas. En ese sentido, uno tiene que ser coherente con lo que dice y con lo que hace”, aseguró.

Asimismo, justificó su voto a favor de la iniciativa impulsada por Cambiemos al indicar que “todo gira en torno al financiamiento económico que no sólo está necesitando la provincia, sino otros 23 distritos del país, porque no pueden hacer frente a las obligaciones”. Allí ejemplificó: “En nuestro caso, hay gente que a esta altura del mes no ha cobrado sus sueldos y tampoco hay previsibilidad de lo que sucederá en 2018. Entonces, tenemos que ir trabajando en la medida en que los tiempos lo exijan para solucionar los problemas. No podemos tener un 2018 igual al 2017”, despuntó.

Quema de cubiertas y represión

Bien temprano, antes de que comenzara la sesión a las 11 de la mañana, los gremios se movilizaron a la Legislatura, tal como lo habían anticipado días antes. Hubo quema de cubiertas en ambos ingresos al recinto, en un intento por dejar trunco el debate que preveía la aprobación del Consenso Fiscal.

En ese contexto, la policía salió a dispersar la manifestación y terminó reprimiendo con balas de goma, donde una mujer resultó gravemente herida. Desde el oficialismo exigieron al ministro de Gobierno, Fernando Basanta, que inicie un sumario a fin de deslindar responsabilidades y dejó en claro que “nadie en esta provincia piensa que los problemas de Santa Cruz se van a resolver reprimiendo a los trabajadores”.

Desde la oposición, en tanto, lamentaron “los hechos de violencia. Los dos bloques exigimos que den explicaciones sobre lo que pasó. Me solidarizo con los afectados. Espero que los responsables asuman su parte”, dijo Terraz.

Otros proyectos

Por otra parte, por 13 votos a favor, una abstención y 5 votos negativos, Diputados aprobó la designación de Reneé Fernández en el cargo de vocal del Tribunal Superior de Justicia.

Además, tras arribar a un consenso entre los bloques, el proyecto del Presupuesto 2018 –que prevé un déficit de casi 10 mil millones de pesos- fue enviado a las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación General. Curso similar, corrió para la iniciativa por la que se crea el Parque Provincial Cueva de las Manos y de Ampliación de los Parques Nacionales Cordilleranos de Santa Cruz, que volvió a comisiones.

Se aprobó, por otro lado la ley que establecerá “acciones respecto de la problemática relacionada con la prevención, detección temprana y tratamiento de la Deficiencia de Vitamina D”.

La norma instruye a la Caja de Servicios Sociales a incluir en un 100 por ciento la cobertura de la medicación para el tratamiento de la Hipovitaminosis D, así como la cobertura de los tratamientos y prestaciones médicas relacionadas a la patología aludida. “Los fondos que demande la instrumentación se imputarán al presupuesto que anualmente se fija a las partidas específicas del Ministerio de Salud y Ambiente de la Provincia”, agregaron.

También los legisladores sancionaron la Ley de Uso y Manejo de Sangre Humana “con fines terapéuticos”. Una acción que regularmente implica serios riesgos para el personal de salud, el donante y receptor, por lo que “era necesario contar con un marco jurídico para la Medicina Transfuncional”.

(Fuente: La Opinion Austral.)

Comentarios

comentarios