“Nos mandaron a detener como si fuéramos viejas locas”

Ana Villaroel

Ana Villaroel, integrante del colectivo de Jubilados Unidos en Acción denunció por amenazas al ministro de gobierno, Fernando Basanta, y al secretario de Seguridad, Lisandro de la Torre, luego de que un grupo del colectivo de trabajadores pasivos irrumpiera en la casa de Basanta en horas de la madrugada.

En la continuidad del reclamo de los trabajadores pasivos por el pago de haberes correspondientes al mes de noviembre, durante esta mañana, integrantes de Jubilados en Acción llegaron al juzgado de Instrucción N° 2, para realizar una denuncia por amenazas contra Fernando Basanta y Lisandro de la Torre, sufridas durante la madrugada.

En la cronología de los hechos, en la tarde de ayer, Jubilados Unidos en Acción se enteró sobre un cambio en la metodología de pago de los haberes previsionales. Al no tener respuesta de ningún sector de los funcionarios provinciales, en horas de la madrugada irrumpieron en la casa del ministro de Gobierno, Fernando Basanta.

En este momento, de acuerdo a la versión de Ana Villaroel, el funcionario las recibió en la puerta de su vivienda y en un intercambio de ideas, el funcionario provincial habría querido terminar con la conversación y ante la negativa los ánimos se caldearon.

Habría sido en estos momentos en los que Basanta dijo “que nos iba a mandar a detener como viejas locas”, en palabras de Villaroel durante esta mañana al móvil de LU12 Radio Río Gallegos.

En este contexto y tras retirarse del lugar, las integrantes de Jubilados Unidos en Acción llegaron esta mañana al Juzgado N°2 para realizar la denuncia por amenazas contra Basanta y Lisandro de la Torre, secretario de Seguridad y Estado de la provincia.

(Fuente: La Opinion Austral.)

Comentarios

comentarios