ComenzA? un nuevo juicio por los crAi??menes de Campo de Mayo

juicio por los crímenes de Campo de Mayo

El Tribunal Oral Federal 1 (TOF1) de San MartAi??n, integrado porAi??Marta Milloc, Diego BarroetaveAi??a y Marcela RodrAi??guez, comenzA? a juzgarAi??ayer a dos ex integrantes de la guarniciA?n militar de Campo de Mayo que hasta ahora no habAi??an sido imputados por ninguno de los delitos de lesa humanidad cometidos en aquella guarniciA?n durante la A?ltima dictadura militar:Ai??el general retirado Eduardo AlfonsoAi??y el ex capitA?n de inteligencia del Comando de Institutos Militares, Rafael FAi??lix LA?pez Fader.

LA?pez Fader estA? acusado por la privaciA?n ilegal de la libertad, la aplicaciA?n de tormentos y el homicidio del ex diputado nacional Diego MuAi??iz Barreto, y por el secuestro, torturas y la tentativa de homicidio de Juan JosAi?? FernA?ndez,Ai??ocurridos en 1977.Ai??Por su parte, Alfonso, quien al igual que su colega negA? haber participado de la “lucha contra la subversiA?n”,Ai??estA? imputado por la privaciA?n ilegal de la libertad de Beatriz Recchia (quien se encontraba embarazada de cinco meses cuando fue secuestrada junto con su hija Juliana InAi??s GarcAi??a Recchia), y por el homicidio de su pareja, Domingo Antonio GarcAi??a.

Alfonso, quienAi??se desempeAi??A? como secretario general del EjAi??rcito durante los gobierno de Fernando de la RA?a y Eduardo Duhalde, permaneciA? 4 aAi??os prA?fugo en Paraguay y se entregA? en julio del aAi??o pasado, un mes despuAi??s de que el ministro de Justicia, GermA?n Garavano, se reuniera conAi??miembros de la AsociaciA?n Abogados por la Justicia y la Concordia, promotoresAi??de la impunidad a los represores.

Antes de escaparse al Paraguay, Alfonso habAi??a sido detenido en 2008 comoAi??partAi??cipe necesario del secuestro de MuAi??iz Barreto, peroAi??los jueces Jorge Eduardo Barral y Hugo Rodolfo Fossati, de la CA?mara Federal de San MartAi??n, subrayaron la posibilidad de que Alfonso no conocieraAi??ai???la finalidadai??? del operativo y el juez de primera instancia dictA? su sobreseimiento.

A pesar deAi??que Abuelas de Plaza de Mayo apelA? la medida, en 2011, la CA?mara conformada por Barral y Fossati, mA?s la incorporaciA?n de Juan Manuel Culotta ai??i??flamanteAi??juez electoral de Buenos Airesai??i?? ratificaron el sobreseimientoAi??de Alfonso, y sostuvieronAi??que el represor pudo haber entendidoAi??que el procedimiento para el que habAi??a sido convocado “era legAi??timoai??? porque todos sus participantes iban ai???vestidos de combateai???, a pesar de que varios testimonios aseguraban que habAi??an ido de civil, de madrugada, sin orden de allanamiento ni identificaciA?n.

Abuelas volviA? a apelar y laAi??jueza de la CA?mara de CasaciA?n Alicia Vence revocA? el fallo y ordenA? nuevamente la detenciA?n de Alfonso, quienAi??bajo el alias deAi??Walter RamA?n FariAi??a FalcA?nAi??ya se encontraba prA?fugo.Ai??Tras su entrega el aAi??o pasado y la unificaciA?n de su causa con la de Fader, ayer comenzA? a ser juzgado.

La desapariciA?n deAi??Beatriz Recchia, quien estuvo secuestrada en “El Campito”Ai??que funcionA? en el extenso predio del EjAi??rcito en el oeste bonaerense estA? caratulada comoAi??”privaciA?n ilegAi??timia de la libertad”. Durante su cautiverio, en mayo de 1977, dio a luz a una niAi??a,Ai??quien recuperA? su identidad,Ai??BA?rbara GarcAi??a Recchia, el 12 de febrero de 2009.

Juliana InAi??s GarcAi??a Recchia, la hija mayor de la pareja, fue una de las primeras en declarar ayer y relatA? los recuerdos de aquel 12 de enero de 1977, cuandoAi??secuestraronAi??a sus padres.Ai??”VivAi?? con ellos 3 aAi??os y 13 dAi??as. Los hechos traumA?ticos no se olvidan y Ai??stos los tengo grabados a fuego junto con sus abrazos, que me acompaAi??an, porque es lo que me queda de ellos”, lamentA?.

Luego repasA? el operativo de aquel dAi??aAi??en su casa de Villa Adelina, realizado por efectivos del EjAi??rcito vestidos de civil, reafirmando los testimonios que los juecesAi??Barral, Ai??Fossati y Culotta obviaron en su fallo de 2011, que permitiA? la fuga de Alfonso. “Que tenga la valentAi??a de contar la verdad y diga quAi?? hicieron”, le pidiA? Juliana alAi??exsecretario general del EjAi??rcito.

En 2011, Abuelas habAi??a solicitado el juicio polAi??tico de los camaristas por ai???garantizar la impunidadai??? de Alfonso, pero tres aAi??os despuAi??s, vencido el plazo para impulsar la acusaciA?n, el Consejo de la Magistratura desestimA? la denuncia.

(Fuente: Pagina 12.)

Comentarios

comentarios