Denuncian caso de abuso sexual durante la toma del Nacional Buenos Aires

Nacional Buenos Aires

Durante las últimas semanas, más de 30 escuelas porteñas permanecieron tomadas por sus estudiantes a modo de protesta contra la reforma educativa llamada “Secundaria del Futuro”.

Una de ellas fue el Nacional Buenos Aires, institución en la que su rector, Gustavo Zorzoli, denunció un caso de abuso sexual que se produjo apenas comenzada la medida.

Zorzoli informó que el abuso se produjo en el comienzo de la toma del colegio y que los estudiantes que llevaron adelante la medida de fuerza decidieron no reportar el hecho a las autoridades.

A través de una carta, el rector evitó dar precisiones sobre lo ocurrido, como tampoco dio a conocer si la persona abusada fue un alumno o una alumna y la misma duda dejó respecto a quien cometió el abuso.

“Un/a alumno/a del Colegio ha denunciado haber sufrido un abuso sexual por parte de un/a compañero/a, durante una de las primeras noches de la última ‘toma’”, indicó.

En la continuidad del texto, el rector del colegio manifestó: “Lamentablemente, hemos tomado conocimiento de este hecho muy recientemente, dado que el/la alumno/a en cuestión decidió informárselo a los estudiantes que conducían la ‘toma’, quienes optaron por no comunicar el hecho a las autoridades del Colegio”

“Inmediatamente después de conocer la denuncia, hemos puesto en marcha el protocolo de violencia de género vigente en la UBA. Nos hemos reunido con los/as estudiantes involucrados, también con la familia del/a que habría sido abusado/a, dispusimos el acompañamiento psicológico a ambos/as estudiantes y realizamos las comunicaciones pertinentes ante el Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes”, indicó.

Además, expresó: “Queremos aclarar que la denuncia penal correspondiente -de acuerdo al art. 72 inc 1. del Código Penal- debe realizarla la madre o el padre del/a damnificado/a en su condición de representante legal, toda vez que se trata de un delito dependiente de acción privada”.

“Este hecho pone de manifiesto claramente la situación de vulnerabilidad a la que quedan expuestos nuestros alumnos”, concluyó.

Por su parte, el Centro de Estudiantes del colegio emitió un comunicado en el que afirma que “desde el primer momento, a través de su Comisión de Géneros y Consejeros de Convivencia, se comprometió con la contención emocional de la estudiante”.

“Apenas se supo de la situación, se resguardó la integridad de la estudiante, hablando con el abusador para pedirle que no viniera más a la toma para no generar una situación incómoda para ella. Además, al día siguiente de lo sucedido empezamos a redactar un Protocolo contra la Violencia de Género para el colegio”, afirma el escrito.

Por último, el texto llama a “hacer hincapié en la necesidad de una Educación Sexual Integral”. Los abusos sexuales son producto de un sistema, un estado y, en este caso, un colegio, que avalan a un sistema machista y no se dan por falta de control, sino por la falta de concientización”, sostiene.

Comentarios

comentarios