Riesgosa persecución automovilística

AUTOS LOCAOS

Este último domingo, a partir de las 09.30 horas, la ciudad de Puerto San Julián se convirtió en el escenario de un verdadero episodio de los Dukes de Hazzard, cuando dos hombres protagonizaron una fuga de la Policía, colisionando con distintos vehículos, incluyendo patrulleros. Afortunadamente, solo ocasionaron daños materiales.

Este último domingo, personal policial de Comando Radioeléctrico Zona Centro, solicitó presencia policial en el Supermercado La Anónima, al haber dos hombres alcoholizados, intentando agredir a un tercero.

Los agresores al notar la presencia de personal del Comando Radioeléctrico, sin hacer caso a los uniformados, embistieron con un Fiat Uno color blanco al móvil policial, sin lograr impactarlo, y emprenden la huida por diversas arterias de esa localidad, a alta velocidad y en sentido contrario en algunas arterias, protagonizando un choque con un tercer vehículo el cual se encontraba estacionado y sin ocupantes.

Nuevamente a pesar de la orden los efectivos para que desciendan del automóvil, hacen caso omiso a la orden, arremetiendo en reversa contra móvil policial, continuando su escape hasta calles Florida Blanca y Julián Fernández, lugar donde abandonan el vehículo, a pie, pero al ser interceptado por un patrullero policial intentan agredir a los uniformado mediante golpes de puño y arrojando piedras.

Una vez que lograron ser reducidos, y entregados a la Comisaría Segunda por Personal de Comando Radioeléctrico local, ingresaron aprehendidos en carácter de incomunicados alojados en esta Seccional a disposición del Magistrado interviniente.

Una vez finalizadas todas las diligencias de rigor y vencidos los plazos legales, los causantes, previo establecer domicilio y examen médico de rigor recuperan la libertad, conforme directivas verbales del Sr. Juez del Juzgado de Instrucción N° Uno local.

Comentarios

comentarios