Argentina autorizA? importaciA?n de carne vacuna brasileA�a

importación

El Gobierno, a travA�s del SENASA, dio luz verde al ingreso al mercado interno de cortes frescos y deshuesados. El paA�s vecino ya exportaba a nuestro paA�s, pero ahora se suma una nueva categorA�a.

Cuando parecA�a que se habA�a aplacado la polA�mica por la autorizaciA?n del ingreso de carne porcina estadounidense al mercado local, ayer se conociA? la noticia de que el Gobierno argentino aprobA? un protocolo sanitario para la importaciA?n de carne vacuna brasileA�a.

Lo cierto es que el paA�s vecino ya le vende carne a la Argentina, pero ahora se suman los cortes frescos y deshuesados. Ante este escenario hay que tener en cuenta que durante el aA�o pasado Brasil exportA? a la Argentina alrededor de 2.000 toneladas, lo que representa el 0,07% de la producciA?n nacional.

EspecA�ficamente la carne sin hueso y fresca podrA�a utilizarse con fines industriales, por ejemplo, en la producciA?n de hamburguesas o salchichas. AsA� es que esta noticia no significa que un consumidor argentino tendrA? que diferenciar en la gA?ndola si el asado que quiere preparar el domingo fue producido en la Argentina o en Brasil. La realidad es que el paA�s carioca puede vender este tipo de corte a nuestro paA�s, pero no lo estA? haciendo.

Ahora bien, en la industria y el sector ganadero las visiones ante esta novedad son de lo mA?s variadas. Mientras algunos afirman que es lA?gico que la Argentina autorice el ingreso de distintos productos, porque de esta manera puede negociar la exportaciA?n de aquellos que necesita colocar en el exterior, otros tantos hablan de falta de “timing”, apertura, a la par, de nuevos mercados para poder exportar y de incentivos para la producciA?n de carne en la Argentina.

En el mientras tanto la industria frigorA�fica local continA?a trabajando para sumar eficiencia, reducir costos y de esta manera ganar competitividad para exportar mA?s. Hoy sA?lo se envA�a al exterior -principalmente a China- alrededor del 10 por ciento de la producciA?n nacional. El resto se consume en el mercado interno.

AdemA?s, durante los A?ltimos meses la industria cA?rnica local sigue expectante las posibilidades de que se abran nuevos destinos para la exportaciA?n. El Gobierno realizA? diversos anuncios de avances e inspecciones sanitarias, pero la realidad muestra que Estados Unidos sigue dilatando la decisiA?n y lo mismo sucede con enviar carne enfriada a China. Por su parte, Brasil permite el ingreso de carne argentina pero la verdad es que no compra ni un solo kilo.

Ante este escenario, y tal como sucediA? con la carne de cerdo, suena contradictorio que se autorice un nuevo protocolo sanitario para Brasil, unos de los lA�deres mundiales en producciA?n de carne vacuna con alrededor de 10 millones de toneladas anuales y poco mA?s de 2 millones de toneladas de exportaciones -y lA?gicamente ampliamente mA?s competitivo-.

Por su parte, desde el Gobierno argentino prefirieron no hacer ningA?n tipo de anuncio, aclaraciA?n o comunicado oficial, la noticia trascendiA? gracias a la resoluciA?n del SENASA. Algo parecido sucediA? tiempo antes con la autorizaciA?n del ingreso de carne porcina de Estados Unidos, ya que la novedad llegA? a los medios nacionales a travA�s de un comunicado de la Casa Blanca y eso no cayA? nada bien en los productores locales que todavA�a siguen reclamando.

AsA� es que la polA�mica estA? abierta, casi tanto como el mercado local.

(Fuente: Mediatica Digital.)

Comentarios

comentarios