En una estancia devastada por el fuego, la policía encuentra restos óseos

estancia devastada por el fuego

El hallazgo coincide con que el propietario del lugar, un hombre de unos 75 años, que era intensamente buscado desde hace varios días. La camioneta Ranger no se encuentra en la estancia.

En un confuso escenario, una comisión de la policía de Fitz Roy y Jaramillo, Puerto Deseado y el Grupo GEOR, Criminalística y Bomberos, encontró restos óseos que se presume podrían ser de un hombre que era buscado por amigos y vecinos.

Según dio a conocer a el Comisario Miguel Ángel Coronel, de la Unidad Regional Zona Norte, se procedió a entregar un total de 55 huesos para que puedan ser estudiados y verificar primeramente si se tratan de restos humanos, y si es así, si pueden ser identificados como de Ismael Barría Soler, de 75 años de edad, propietario de la estancia La Lechuza, ubicada a unos 100 kilómetros de Fitz Roy, cerca del Bosque Petrificado, y que fuera devastada por el fuego días atrás.

En este sentido, se explicó que desde la comisaría de Jaramillo se iniciaron las acciones judiciales de oficio, con conocimiento e instrucción del Juzgado 1 con asiento en Puerto Deseado, en virtud que “hace tiempo no se sabía del paradero de un hombre identificado como Ismael Barría Soler, de 75 años, alias Toty, y que también es conocido en la ciudad de Caleta Olivia”.

“Los vecinos hace un buen tiempo que no lo veían, por lo que en el día de ayer se armó una comisión con personal de la comisaría de Jaramillo, el GEOR, una comisión de criminalística y de bomberos, porque había una información de que el casco de la Estancia La Lechuza se encontraba destruido por un intenso fuego. Ante esta circunstancia, a última hora, la comisión policial pudo regresar ya que es un lugar muy alejado y posee un terreno quebrado, de difícil acceso. Allí se tomó conocimiento que levantaron de la cama de la habitación que sería de Barría Soler, restos óseos de distintas características y tamaños”, agregó el Comisario Coronel.

Asimismo, y de acuerdo a lo ordenado por el Juzgado, hasta tanto el resultado de las pericias no se conozcan, se continuarán las acciones de búsqueda “como si estuviera desaparecido”, en virtud de que no se encontró en la estancia ni el vehículo, ni otras pertenencias.

“Hay una comisión que se está armando a los efectos de salir a buscarlo con perros y baqueanos, para tratar de encontrar el vehículo o el cuerpo de esta persona de edad avanzada”, indicó.

ATAQUE DE UNA PIARA

Por otra parte, a la hipótesis de presunta muerte en el incendio, también se maneja la que indica un ataque por una piara de porcinos, ya que allí existe un criadero y los animales presentan “avanzado estado de abandono”.

“Cuando bajó la comisión policial en el lugar, fueron rápidamente rodeados por estos cerdos. Desde la ausencia de su dueño están con hambre. No se descarta, por el momento, ninguna hipótesis. La policía de Puerto Deseado y de Jaramillo, con el respaldo del GEOR, están trabajando en el caso. Vamos a solicitar el apoyo de la división de canes que tiene la comisaría de Cañadón Seco porque vamos a seguir buscando al dueño de la estancia. No obstante, el juez ordenó la entrega de todos los animales a un socio de Barría Soler, que se llama de apellido Romano y vive en la ciudad de Caleta Olivia, y era socio en la crianza y venta de lechones”, sentenció Coronel.

(Fuente: La Vanguardia del Sur)

Comentarios

comentarios