GPH: terminó la 44ª edición con protagonismo santacruceño

Gran Premio de la Hermandad

Ayer culminó la 44° Edición del Gran Premio de la Hermandad, que unió la ciudad de Río Grande en Argentina con la localidad chilena de Porvenir en la primera etapa del día sábado y este domingo fue desde Porvenir a Río Grande.
Por primera vez en la historia, una dupla de El Calafate, Alejandro Gutiérrez como piloto y Pablo Wyss como navegante, participó de la competencia con un Ford Focus en la categoría G: Integral Promocional, la más grande de esta carrera única en el mundo.
La Primera Etapa, que se corrió el sábado desde Río Grande hacia Porvenir, arrancó con una jornada gris, con nieve matinal (que cayó durante la noche del viernes) que modificó los planes de todos los pilotos. El terreno se presentó con diferentes estados en los distintos sectores que comprendía la carrera. En la zona de María Behety el hielo era un peligro, pero ya ingresando en la zona de La Arcillosa el terreno comenzaba a ser más seco y más firme, beneficiando a los pilotos rápidos que gustan de este tipo de suelo. Sin embargo, en Chile nuevamente el hielo y la nieve fueron una complicación en varios sectores, que generaron diferentes despistes en varios lugares clave.
En esa primera etapa, a los calafateños se les rompió el electro y se les quemó la junta a 160 kilómetros de Porvenir. Con el reloj en contra, allegados al equipo consiguieron la junta y se las alcanzaron a la ciudad chilena, donde Tato, el mecánico del auto, terminó a las 4 de la mañana de armar el motor y de esa forma pudieron reengancharse y largar la segunda etapa Porvenir-Río Grande.
Este domingo, en la segunda etapa, los calafateños pudieron completar todo el tramo con un tiempo de 3h 21m 57s y el Ford Focus llegó sin embrague y la palanca de cambios rota, llegando en cuarta al autódromo de Río Grande Tierra del Fuego.
El propio Alejandro Gutiérrez desde Río Grande, dijo: “llegamos después de un sacrificio enorme, nos pasó de todo, pero dimos la vuelta. En esta segunda etapa se nos rompió el embrague, después la selectora e hicimos 239 kilómetros de carrera en cuarta. Llegamos y tuvimos dos despistes que por suerte no nos pasó nada. Estamos felices y gracias a todo El Calafate”.
El ganador de la categoría G, la más grande de la actividad, fue el gran piloto nacional de rally Luciano Preto con Marcelo Der Ohannesian, con un Honda Civic que este domingo a su vez bajó el récord que existía entre Porvenir y Río Grande.

Otros santacruceños
Adrián Riestra también completó la hoja de ruta. Tuvo inconvenientes para llegar, pues pinchó en dos oportunidades y quedaron lejos del buen tiempo que venían realizando con Mallada. Los pilotos de la Cuenca Zeidán-Camejo sufrieron un vuelco espectacular, pero afortunadamente que sin mayores consecuencias. Sobre estos binomios ampliaremos en la edición de mañana.

(Fuente: Ahora Calafate – LOA)

Comentarios

comentarios