Ordenaron investigación interna por las cajas de seguridad

caja fuerte

La jefatura de la Unidad regional SurOeste ordenó una investigación interna para saber si hay responsabilidad de efectivos policiales en el caso de las cajas de seguridad robadas en un hotel que aparecieron frente a una comisaría.

La Unidad Regional Sur Oeste (URSO), de la que dependen las áreas policiales de El Calafate, junto a otras localidades, ordenó una investigación interna para saber si hay responsabilidades de personal policial en el caso de las cajas de seguridad robadas en un hotel.

Como informó ahoracalafate.com.ar delincuentes realizaron un robo en el hotel Rochester, donde maniataron a uno de los empleados y lo obligaron a abrir una caja fuerte de cuyo interior extrajeron dos cajas de seguridad.

En la misma madrugada la policía detuvo a dos hombres jóvenes que se movilizaban en un automóvil, como principales sospechosos del hecho. Las personas y el automóvil fueron llevados a la comisaría 1ª, ubicada en el centro de la ciudad.

Los hombres quedaron demorados y el auto quedó secuestrado en el sector del estacionamiento que se ubica frente a la comisaría y de la unidad octava de Bomberos.

El auto fue requisado por personal de investigaciones. No encontraron nada vinculado al robo, solo algunos gramos de marihuana.

Horas después, a plena luz del día, una mujer bombero que se retiraba con su vehículo se dio cuenta que en ese lugar había una caja metálica que resultó uno de los elementos robados. Les avisó a sus superiores quienes revisaron el sitio, encontrando al lado de otro vehículo la segunda caja de seguridad.

La lógica inmediata indica que los ladrones, luego de sacar el dinero que podían tener las cajas, las dejaron en ese estacionamiento como un mensaje burlón hacia los investigadores. Pero los superiores policiales quieren saber si hubo alguna negligencia policial.

El hecho que el tema haya tomado estado público, en días en que las áreas investigativas de la Policía están cuestionadas porque no pueden dar con un prófugo, y no brindan resultados en el esclarecimiento de robos, hizo que el jefe dela URSO decidiera una investigación interna.

Ahoracalafate.com.ar conoció que una de la versiones que tiene el comisario Pedro Romero dice que cuando los dos sospechosos del robo fueron llevados a la comisaría 1ra, uno de ellos pidió buscar sus documentos personales que quedaron en el automóvil que ya estaba secuestrado. De aquí se desprenden otras tres líneas que son fruto del comentario de los mismos efectivos: una indica que el sospechoso fue solo hasta el auto a buscar su DNI, la segunda dice que fue acompañado por personal de comisaría, y la tercera sostiene que fue acompañado por personal de la DDI (Investigaciones).

La desconfianza es que los sospechosos tenían las cajas de seguridad escondidas en el auto y que no fueron encontradas al momento de la requisa, y que cuando uno de ellos volvió con la excusa de buscar su documento personal, aprovechó para quitarlas del interior y dejarlas en el suelo, entre los otros vehículos.

El sumario interno fue ordenado en las últimas horas e intentará dilucidar si hubo responsabilidad interna o si hubo participación de otras personas en el caso. Efectivos de la comisaría 1ra, DDI, de la Unidad Octava y hasta un jefe de Bomberos figuran en el listado para ser llamados a prestar declaración testimonial.

La aparición de las cajas de seguridad frente la comisaría es la gran duda de los mismos jefes policiales, al tiempo que tampoco hay datos firmes sobre quién fueron los autores del robo al hotel que se ubica a dos cuadras de la delegación local de la Dirección de Investigaciones.

(Fuente: Ahora Calafate.)

Comentarios

comentarios