Trabajadores levantaron bloqueo y seguirá la negociación salarial

trabajadores stia

El personal de STIA decidió dar marcha atrás al bloqueo llevado adelante a compañías pesqueras ubicadas en Puerto Deseado. Desde el pasado marzo, el gremio y CAPECA debaten el aumento salarial para este año, pero sin llegar a un acuerdo los trabajadores avanzaron en esa medida de fuerza. La negociación seguirá en Río Gallegos con presencia de funcionarios provinciales.

Ayer, pasadas las 15 horas, el Sindicato de Industria de la Alimentación (STIA) decidió levantar el bloqueo a las plantas pesqueras ubicadas en la localidad de Puerto Deseado.
Las compañías estuvieron bajo esa medida de fuerza por más de un día y medio debido a que la entidad sindical demanda a la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (CAPECA) un incremento salarial del 32%, sin acuerdo en la paritaria el gremio avanzó en el reclamo.
El secretario general de la STIA, Víctor Aguiar, señaló a La Opinión Austral que la medida fue dejada de lado ante la intervención del intendente de Puerto Deseado Gustavo González, el ministro de la Producción Leonardo Alvarez, el diputado por pueblo de aquella localidad, Carlos Santi, y el representante de Santa Cruz ante el Consejo Federal Pesquero, Carlos Liberman.

Paritaria
“El reclamo fue dejado de lado ante el compromiso asumido por CAPECA de dar continuidad a la negociación salarial en Río Gallegos”, dijo el gremialista a este medio y dio cuenta que en la próxima mesa de debate estarán presentes “las autoridades provinciales”.
Aguiar ratificó que los trabajadores pretenden un incremento del 32% para este año, “pero la parte empresaria aduce que cuenta con dificultades para hacer frente a esa suba”, dijo. Por otro lado, este medio supo que también piden un bono de seis mil pesos y que haya un compromiso de no descontar los días de paro, además de no avanzar en despidos.
Desde la STIA indicaron que las negociación salarial ante la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina iniciaron el pasado marzo y “hay demandas que la parte empresaria quiere cumplir, pero en otros puntos estamos en desacuerdo”, dijo Aguiar.
En otro orden, indicó que la zafra de langostinos desarrolla una “buena temporada” y precisó que se “generaron nuevos puestos de trabajo” en la presente zafra.
Días atrás, el jefe comunal de Puerto Deseado había dado cuenta a este medio que “el puerto está trabajando prácticamente en su capacidad máxima. En las últimas semanas se registraron muchos ingresos de barcos”, detalló.
A modo de ejemplo, el jefe comunal precisó que el pasado martes “ingresaron diez barcos entre fresqueros y tangoneros”, cargando langostinos.
De hecho, las informaciones dan cuenta que la temporada de langostino está llegando a su primer mes y los rendimientos en el área habilitada, entre los paralelos de 45º S y 47º S, se mantienen excelentes.
Unos 129 barcos son los que están operando sobre el langostino en aguas nacionales, con rendimientos diarios de entre 11 y 14 toneladas, mientras que las capturas por hora son de 9.400 kilos, presentando un panorama inmejorable.
Desde el inicio de la temporada el langostino desembarcado proveniente de aguas nacionales llegó a 15.700 toneladas y la captura total desde enero hasta la fecha a las 59.400 toneladas. Este número supera ampliamente el de 2016, cuando al 31 de junio se habían registrado desembarques por 46.275 toneladas.
Según datos del INDEC, el precio promedio de langostino entero al 31 de marzo oscilaba cerca de los 5.862 dólares la tonelada, mientras que para las colitas el valor de exportación era de 6.704 dólares la tonelada. Para esta misma fuente, el precio promedio experimentó una suba de entre el 7,1 y 7,5 por ciento respecto de los valores del año pasado.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios