Por falta de información se traba la ayuda de la Nación a Santa Cruz

alicia - frigerio

Fuentes de Casa Rosada aseguran que el envío de fondos de Nación se encuentra frenado “no se puede avanzar más porque el gobierno de Santa Cruz debe la información que se había comprometido a dar y no firmó la adhesión al pacto de responsabilidad fiscal”.

La gobernadora Alicia Kirchner demora el envío de información sobre la situación financiera de Santa Cruz, que había prometido en su última reunión con el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, por lo que se encuentra trabado el envío de fondos y la firma de un acuerdo definitivo con la Casa Rosada.

Según anticiparon fuentes de la Casa Rosada a Télam, “no se puede avanzar más porque el gobierno de Santa Cruz debe la información que se había comprometido a dar y tampoco firmó la adhesión al pacto de responsabilidad fiscal” que rubricaron 21 de las 24 provincias (tampoco San Luis ni La Pampa) en marzo pasado con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La información en cuestión -que todavía no llegó a la Secretaría de Provincias que comanda Alejandro Caldarelli- incluye las proyecciones trimestrales de convergencia fiscal para el periodo 2017-2018, la planilla diaria de saldos bancarios del Banco de Santa Cruz de diciembre 2016 a mayo 2017 y los datos de entrega de subsidios a municipios de esa provincia entre 2015 a 2017.

En la reunión que mantuvieron Kirchner con Frigerio y luego con el presidente Macri el primero de junio pasado, se acordó una hoja de ruta que incluía la entrega de información y la firma del pacto de responsabilidad fiscal como uno de los pasos previos para el envío de fondos a la provincia para asistirla en su crisis fiscal, además de la presentación de un “plan sostenible” de convergencia fiscal hasta 2019.

“No hay acuerdo aún ni nada firmado”, resaltaron a Télam desde el equipo de Frigerio, y admitieron que por ahora “está trabada la asistencia por los incumplimientos” que endilgan a Alicia Kirchner.

Por ahora, el consenso alcanzado de palabra es que, utilizando recursos del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, se le prestarían a tasas de mercado a Santa Cruz 1.200 millones de pesos, divididos en cuatro bimestres y a cambio de que el Ministerio de Economía provincial presente balances.

En medio de esas conversaciones, se sumó el ministro de Finanzas, Luis Caputo, anunciando que el Banco Nación -que está bajo su órbita- estaba autorizado a prestarle a Santa Cruz 750 millones de pesos en tres tramos, algo que molestó en la Casa Rosada debido a que que querían mantener la cautela con respecto a las promesas de asistencia.

“La prioridad es que la gobernadora Kirchner cumpla su parte y luego se pueda alcanzar un acuerdo definitivo con plata del Fondo Fiduciario. Lo del Banco Nación posiblemente no se active por ahora”, reconocen desde la Rosada, atentos a que todo préstamo a Santa Cruz es seguido de cerca y con recelo por el resto de los gobernadores.

Igualmente, los “incumplimientos” del gobierno santacruceño no harán que en Interior salgan a hacer reclamos: “La necesidad es de la gobernadora y la pelota está en su cancha”, recalcan.

“Alicia Kirchner se comprometió en las rees a reducir el déficit fiscal un poco cada año”, aseguran desde el oficialismo, aunque los números del ajuste son guardados bajo siete llaves tanto por el Gobierno nacional como por Santa Cruz.

Además, recuerdan que se acerca un momento fiscal crucial para Santa Cruz por las erogaciones que exige el aguinaldo y las consecuencias políticas locales, ya que la oposición santacruceña sostiene que Kirchner logrará un equilibrio presupuestario gracias a no dar aumentos salariales que siquiera se acerquen a la inflación.

El déficit fiscal de la provincia de Santa Cruz ronda los 5.000 millones de pesos y desde comienzos de año la dificultad en el pago de salarios desató una crisis interna económica y política.

(Fuente: Telam)

Comentarios

comentarios