Ni Una Menos: cientos de personas se movilizaron en Río Gallegos

ni una menos 2017

Río Gallegos se sumó a una nueva marcha por el “Ni Una Menos” con cientos de personas que se movilizaron por las principales arterias céntricas de la ciudad. Se destacó la conformación de la “Mesa de Mujeres” y las distintas actividades realizadas en la semana. Hubo lectura de un extenso comunicado con las resoluciones del plenario, en Casa de Gobierno. Se exigió mayor presencia del Estado para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género y con ello los femicidios.

dhiriéndose a las distintas movilizaciones que tuvieron lugar ayer en diversos puntos del país, Río Gallegos marchó nuevamente por el “Ni Una Menos”. La concentración fue en las avenidas Pte. Néstor Kirchner y San Martín, pasadas las 18 horas. Hubo paso por la Comisaría de la Mujer, Casa de Gobierno y la Legislatura Provincial, para desconcentrar nuevamente en la intersección céntrica.
A pesar del frío, fueron cientos de personas las que ayer marcharon en contra de la violencia de género, aproximadamente entre 200 y 300, entre hombres, mujeres, estudiantes y niños. Además, hubo una importante participación en el plenario realizado en la EPP Nº 70, cuyas resoluciones fueron eje del documento leído en Casa de Gobierno por las referentes de la “Mesa de Mujeres”.
Cabe recordar que durante toda la semana se impulsaron distintas actividades, como una clase pública sobre Educación Sexual Integral y un taller denominado “Trata de personas: la realidad y los mitos”. Además de presentación de obras teatrales y una importante vigilia de cara al 3 de junio.
Los números continúan alarmando y generando preocupación en todo el país, y eso se vio reflejado ayer en la capital provincial y en las ciudades más importantes de Argentina. Sólo en 2016 hubo 290 femicidios, 8% más que en 2015.
En esta tercera marcha, que se dio en un contexto muy especial, con una provincia inmersa en una crisis general, hubo participación de distintos gremios y también de organizaciones de izquierda. Los Jubilados Unidos y Papás Unidos también dijeron presente, al igual que estudiantes nucleados en la Coordinadora. En Caleta Olivia y El Calafate también hubo movilizaciones.
En el marco del recorrido realizado ayer, La Opinión Austral dialogó con referentes de la “Mesa de Mujeres”. En primer término, Natalia Gutiérrez destacó la participación “más de 50 compañeras en el plenario”, y contó que las comisiones fueron de trabajo, juventud, educación y salud, al mismo tiempo que valoró la presencia de familiares de víctimas de violencia de género, como las hermanas de Marcela Chocobar.
En tanto, se manifestó conforme con la participación ciudadana en la marcha y puso en valor el crecimiento del “movimiento de mujeres”. Entre los reclamos puntuales, puso énfasis en la exigencia al Estado de “soluciones concretas” a la violencia que sufren las mujeres, y que se cambie la carátula de homicidio simple a crimen de odio en el caso Chocobar.
Por su parte, Paula Nauto remarcó que se dio un “paso importante” con la conformación de la “Mesa de Mujeres” para trabajar “en aquellas cosas que el Gobierno no está tomando ni se encuentra en la agenda de los políticos”.
Con esta lógica, Romina McNamara sostuvo que, más allá de las reivindicaciones y reclamos por los que se marchó ayer, “lo más importante de esta jornada en Río Gallegos es que fue una semana completa de actividades donde pudimos informarnos, capacitarnos, debatir y encontrarnos. Esto fue sumamente remarcable, ya que es la única forma de construir en unidad y avanzar en transformaciones y cambios”.
Por otro lado, en representación de los estudiantes Federico Piccadaci puso en alza que hubo una masiva participación de jóvenes, ya que “hay consignas específicas nuestras, como por ejemplo las estudiantes secundarias y universitarias son las principales afectadas por las redes de trata, y por eso participamos”. “La crisis en Santa Cruz es total y en ese sentido es muy importante que las mujeres levanten su reclamo” enfatizó.
Luego de pasar por la Comisaría de la Mujer, la movilización se dirigió a Casa de Gobierno donde se dio lectura al documento elaborado tras el plenario de mujeres. Previamente, se manifestó un fuerte rechazo a Ariel Ivovich y se celebró su renuncia al cargo en la Caja de Previsión Social. Luego, Romina McNamara y Paula Nauto fueron las oradoras encargadas de transmitir las resoluciones.

El documento:
“Ni una menos, vivas y con derechos nos queremos”
El plenario organizado por la Mesa de Mujeres exclamó que algunos de los mayores obstáculos que se encuentran para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género, y con ello los femicidios, son: la no garantización de la educación integral en salud; el recorte en presupuesto en programas y recursos de salud pública; la falta de información a las víctimas de violencia desde la Justicia, de contención y asesoramiento, entre otros. También se apuntó contra la “complicidad” judicial y policial.
En tanto, los objetivos y acciones que el plenario ha entendido deben alcanzarse, son los siguientes:
La plena reglamentación de las leyes nacional y provincial de trata de personas; el cese de la complicidad de las redes de prostitución con las instituciones estatales encargadas de perseguirlas; la inclusión de la temática de la trata de personas en la currícula escolar, como así también la figura de la interrupción legal del embarazo y su efectivo dictado; el compromiso de la sociedad de Santa Cruz tendiente a la “desnaturalización” del sistema prostibulario, cese de su tolerancia y creación de una mayor conciencia en todos los niveles educativos tendiente a desalentar el consumo de sexo pago.
Respecto a la interrupción legal del embarazo, debe desestimarse la judicialización, priorizar, garantizar y proteger la salud de la mujer; deben articularse los servicios de ginecología y médicos en general, brindar la prestación de manera formal e institucional y exigir de todas las formas posibles el cumplimiento de los protocolos que garanticen la interrupción legal del embarazo.
Se pidió garantizar que todas las escuelas públicas y privadas brinden sin distinción los contenidos de educación sexual integral de manera científica, puntual, con perspectiva de género y domiciliaria en casos de embarazo; habilitar los lugares destinados a la salud, la educación primaria y los comedores, cuidando la higiene, infraestructura, salubridad, y respetando a quienes necesitan y concurren a esos espacios.
Asimismo, otra exigencia fue generar políticas concretas para los sectores populares una vez que se recorren los barrios, recaban datos y ven la situación de vulnerabilidad que existe. En este sentido, se exigió un Estado laico, con mayor presupuesto en materia de género y construcción de refugios por localidad.
En tanto, se planteó la necesidad de crear un órgano independiente de los poderes políticos e iglesia para las cuestiones de género y con participación dirección popular; la reglamentación de licencias por violencia de género en los espacios que no están; construcción de espacios de comunicación de problemáticas de género; creación de jardines para niños en lugares de trabajo y estudio; reconocimiento de la tarea doméstica como trabajo y que la misma sea compartida; aborto legal, seguro y gratuito en los hospitales públicos.
Por último se indicó que la “Mesa de Mujeres” se construirá como organización para abrir el debate político con perspectiva de género, permitiendo definir una mayor y significativa participación de las mujeres en la toma de decisiones, en particular en la definición de qué tipo de educación se necesita para transformar la realidad que violenta a la mujer.
“Hoy 3 de junio estamos nuevamente en las calles y exigimos, justicia para Marcela Chocobar y la recaratulación de la causa como femicidio y como un crimen de odio; justicia para Romina Barría y justicia para Carolina Mansilla, víctima de un intento de femicidio” finaliza el documento leído bajo la premisa “Ni una menos, vivas y con derechos nos queremos”.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios