La próxima semana se firmará el convenio de asistencia financiera

alicia

Ayer se terminó de definir la letra “fina” del acuerdo, cuyos ejes principales fueron acordados en la reunión entre Frigerio y Kirchner, aunque sin que trascendieran detalles de monto ni plazos de pago. Se harán desembolsos bimestrales y con metas a cumplir. La Opinión Austral confirmó que la firma se hará la próxima semana, al igual que la reunión con Luis Caputo por el bono de deuda que finalmente emitirá Santa Cruz.

Si bien han sido pocos los detalles que trascendieron tras el encuentro entre Rogelio Frigerio y Alicia Kirchner, algunos que se fueron conociendo de lo que sería el trazo grueso del acuerdo entre Nación y Provincia pudieron ser confirmados por La Opinión Austral. El alivio a la crisis llegaría a través de un préstamo de un fondo fiduciario, con metas bimestrales y supervisión del Gobierno Nacional para mantener el apoyo. Funcionarios que participaron de la reunión aseguraron que el convenio se firmará la semana próxima y entonces será la propia gobernadora quien dará precisiones de los detalles que fueron definidos ayer en reuniones “técnicas” entre Nación y Provincia.
“Faltan cuestiones de forma y ver cómo garantizamos la prestación de todos los servicios básicos de la provincia a partir de la asistencia”, habían dicho desde Interior, antes de estas reuniones y dando por confirmado el préstamo que será por intermedio del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, todavía sin definición sobre el monto, que surgirá, según indicaron desde la cartera política del Gobierno Nacional, del cálculo, todavía no cerrado, de lo necesario para garantizar el pago de los salarios y las prestaciones.
Pero para ello, el vicegobernador Pablo González indicó que se pudo clarificar en ese encuentro “cuál es el déficit proyectado de acá a fines de 2018”, cifra que sirve como base para discutir la asistencia.
“El acuerdo está prácticamente cerrado, queremos que la provincia se normalice y vuelvan los chicos a clases y la gente pueda cobrar sus sueldos”, afirmaron cerca del ministro. Y estimaron que estará terminado a más tardar “en 15 días” (terminó siendo antes) e iría de la mano de una revisión periódica de los números provinciales, es decir, habrá “metas bimestrales” que Santa Cruz deberá cumplir.
Precisamente para avanzar en los términos, en la jornada de ayer continuaron las reuniones con los equipos técnicos tanto el vicegobernador Pablo González como el ministro de Economía de Santa Cruz, Juan Donnini, a partir de las cuales se acordó la fecha de la rúbrica, planteada para los primeros días de la semana próxima. Lo cierto es que esperan que se produzca antes del 31 de mayo.

Emisión de deuda
Pero este préstamo no será el único auxilio para Santa Cruz. La gobernadora adelantó que a su vez buscará otras líneas de financiamiento y que por eso se reunirá con el ministro de Finanzas, Luis Caputo. El ministro debe avalar y habilitar a Santa Cruz a obtener créditos internacionales, “aunque la situación externa, con Brasil en crisis, no es la mejor”, afirmó un funcionario que participó de las negociaciones.
Ayer también se avanzó en este sentido y la reunión entre el funcionario nacional y la mandataria también se haría en los primeros días de la semana. La toma de deuda estaría prácticamente habilitada, aunque faltaría definir no sólo el monto final de la emisión de dicho bono, sino en qué mercado se buscaría colocarlo, si en el interno o en el externo.

Ajuste por ingresos
En la necesidad de que Santa Cruz supere la crisis, Nación morigeró sus exigencias en cuanto al plan de ajuste como condición para avanzar hacia el acuerdo. No se habló de la reforma del sistema previsional ni del achicamiento de la planta de empleados públicos, como lo hizo ver la propia gobernadora y lo confirmaron desde Interior. “Nosotros nunca exigimos un ajuste” y consideraron “viable” el plan presentado por Santa Cruz para ir hacia un equilibrio fiscal a 2019: “lo que tiene que haber es un mayor crecimiento de los ingresos que del gasto”. Desde la Casa Rosada habrá monitoreo y cada dos meses se renovará la asistencia.
Las negociaciones también incluyeron la deuda de la provincia con la Nación, de unos $ 7.900 millones. La gobernadora buscó compensarla con el reclamo al Gobierno Nacional por vía judicial por la devolución de los fondos retenidos para financiar la ANSeS, por unos $ 5.100 millones más intereses. Los funcionarios macristas rechazaron esa equiparación, con el argumento de que la disputa legal de Santa Cruz todavía no tiene sentencia.

Condiciones “institucionales”
Claramente en esta negociación quien salió fortalecido fue, sin dudas, el Gobierno de Alicia Kirchner, logrando el financiamiento sin ceder en ninguna de sus posturas centrales.
De hecho, las reformas políticas que el Gobierno Nacional “sugirió” a Alicia Kirchner, como la derogación de la Ley de Lemas y la reforma de la Ley de Coparticipación Municipal, no fueron tratadas en esta reunión, como confirmaron ambos protagonistas.
Según afirmaron desde Interior, esas medidas se cumplirán “más adelante”. Y aseguran que una vez concretado el préstamo para que la provincia pueda empezar a normalizarse, esas reformas deberían comenzar a discutirse en una mesa de diálogo con representación de los diversos espacios políticos y luego se tratarían en la Legislatura Provincial.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios