Consensuaron nuevo cuadro tarifario de energía para el sector comercial

spse

La empresa Servicios Públicos concertó con la Federación Económica de Santa Cruz, la Cámara de Comercio de Río Gallegos, Frigoríficos y la Cámara Hotelera y Gastronómica de Santa Cruz, el nuevo cuadro tarifario de energía para el sector comercial y productivo de la provincia. Hubo una adecuación del antiguo cuadro tarifario que data del año 2012.

En el marco del Acuerdo Social Santacruceño, impulsado por la gobernadora Alicia Kirchner, Servicios Públicos Sociedad del Estado (SPSE), la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), la Cámara de Comercio de Río Gallegos, Frigoríficos y la Cámara Hotelera y Gastronómica de Santa Cruz, sellaron el viernes en las instalaciones de FOMICRUZ el nuevo cuadro tarifario de energía para el sector.
En el transcurso del encuentro se abordó específicamente la adecuación de los cargos fijos y cargos variables en función del cambio de política energética a nivel nacional, pero enmarcados en un plan de sostenimiento de las fuentes laborales.
El titular de SPSE, Ing. Lucio Tamburo, destacó que fue un trabajo de varios meses, en el cual se desarrollaron mesas de gestión y de diálogo con los distintos actores de la sociedad a fin de conocer los planteos y necesidades específicas de cada sector. A partir de ello, equipos técnicos trabajaron junto a las autoridades a fin de realizar una adecuación del antiguo cuadro tarifario que tenía SPSE y que data del año 2012.

Bajar costos
Tamburo aseguró que “se trabajó de igual manera que para el sector residencial, en donde se tuvieron en cuenta los sectores de menor consumo y que la nueva política comercial se enmarca en quien más consume, más paga. Es por ello que se corrigió la asimetría que existía en el antiguo cuadro tarifario de SPSE, en el cual el cargo variable era igual para todos los escalones de consumo”. Esto busca, al igual que en el caso de los residenciales, dos objetivos principales: establecer nuevos y más escalones de consumo a fin de poder dar herramientas al usuario para bajar el costo de la factura (consumir menos es bajar de escalón, lo que significa pagar menos) y ahorrar energía.
El presidente de SPSE recalcó que “el Gobierno Nacional aplica hoy una política energética diametralmente opuesta a la utilizada antes del 10 de diciembre del 2015, impulsando la búsqueda de una tarifa al usuario que sostenga el sistema energético, es así que a través de las diferentes resoluciones del secretario de Energía de la Nación, que desde febrero del 2016 comenzó con la quita sistemática de los subsidios y continuará así hasta lograr este ‘difícil’ objetivo, ya que se pretende que los bolsillos de los usuarios paguen un costo de la energía que creemos que va ser imposible lograr. Pasar de considerarla como un derecho a un valor puramente mercantilista”.

Tarifa más baja
Asimismo, Tamburo recordó que “durante todo el año 2016, Santa Cruz fue absorbiendo en forma directa o indirecta estos aumentos, estando hoy ranqueada en la tarifa más baja del país. Pero esta política mercantilista empuja a SPSE a corregir, al menos una pequeña parte, estos sistemáticos aumentos que lleva el sector, no sólo desde la compra sino en todo el resto de los insumos necesarios”.
Este nuevo cuadro tarifario comercial, agregó el titular de SPSE, “al igual que el aplicado a los residenciales, es consecuencia además de la quita de todos los programas de ayuda que disponía el sector desde la Nación”.
“Hoy SPSE se encuentra, por un lado, con el aumento sistemático -en más 222 millones respecto al 2015- de los costos en la compra de la energía y, por otro lado, en la quita de todos los programas nacionales, dejando de ingresar más de 306 millones en relación al 2015. Esta brecha, impulsada claramente por el Gobierno Nacional y cuya tendencia empeora para el año 2017, obliga a modificar su cuadro tarifario”, concluyó Tamburo.

Informe
En el transcurso del encuentro con los referentes del sector comercial y empresarial se dio a conocer un pormenorizado diagnóstico. Al mismo tiempo en dicho informe se dejó por sentado que Santa Cruz dejó de percibir el 6 por mil, subsidio destinado a aquellas localidades por fuera del Sistema Interconectado Nacional dependientes de generación aislada. Sin embargo, aun hoy, el 30% de la provincia depende de la generación aislada. Las localidades son: Jaramillo, Fitz Roy, Los Antiguos, Perito Moreno, Bajo Caracoles, Lago Posadas, Gobernador Gregores, Puerto San Julián, Tres Lagos, El Chaltén, Río Turbio, 28 de Noviembre, Punta Bandera y Julia Dufour. En estos lugares el costo de la energía es 7 veces más caro (si se combustiona a gas) o 15 veces más cara (si es a combustible líquido). Sin embargo la política inclusiva de la provincia unifica el costo de la energía en todas las localidades para evitar inequidades, y a ese costo las localidades no podrían pagarla. Hay que tener en cuenta que los costos de generación local de energía para esos lugares son extra a la facturación de CAMMESA. Además se informó que en la actualidad se eliminó el Plan de Convergencia 2014-2015. Asimismo se hizo conocer a los presentes que una variedad de políticas paliativas destinadas a la infraestructura de los servicios quedó sin efecto, Plan Mas Cerca, PURE, Plan de iluminación LED etc. A los ítems antes expuestos en el informe, se agregaron aspectos tales como la devaluación que dolarizó todos los costos de insumos de energía. “En febrero de 2016 nos quitaron el subsidio para la compra de energía, lo cual implicó un aumento inicial del 350%. Este aumento se percibió en las facturas de compra de energía de CAMMESA que en el transcurso del 2016 alcanzó el 500%. En el primer trimestre de 2017, la facturación ronda el 1000% de aumento. Durante 2016, la provincia de Santa Cruz absorbió de manera directa o indirecta este desequilibrio, igual más de 400 millones de pesos.

Detalles importantes del nuevo cuadro tarifario:
· Se modificó el cuadro tarifario de 6 a 9 tramos promoviendo un sistema de medición y facturación proporcional a los consumos
· Se ampliaron los rangos de cada uno de los tramos para que sean congruentes con las escalas de consumos por actividad comercial
· El aumento principal corresponde a los cargos fijos. A diferencia del cuadro tarifario anterior, en la adecuación se consensuó un cargo mínimo de base consecuente con las costos fijos mínimos de SPSE.
· Los cargos variables aumentan de manera progresiva en función del consumo.
· Para el cargo por la prestación del servicio de agua se establece un monto fijo mínimo y máximo a partir del quinto tramo.
· Los usuarios cuyos servicio de agua se encuentre medido tendrán un cargo fijo de 300 pesos, manteniendo el cargo variable del cuadro tarifario anterior.
· Se acordó un cargo mínimo de 100kw para todos aquellos comercios que su medición indique un valor inferior.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios