Piden que se caduque la concesión a Montecristo

colectivos

Esto se da luego del cese del servicio en que incurrió la empresa desde este sábado por insolvencia económica. Para Evaristo Ruiz, autor de la iniciativa, están dadas las causales para la rescisión del contrato, al tiempo que propicia autorizar al Municipio a la contratación directa de un nuevo concesionario para una rápida normalización del transporte urbano en la ciudad.

esde el sábado, la empresa Montecristo decidió, unilateramente, dejar de prestar el servicio por “problemas económicos”. Ante ello, en el día de hoy tomará estado parlamentario un proyecto del concejal Evaristo Ruiz pidiendo que se caduque la concesión del servicio de transporte urbano de pasajeros a dicha empresa, atento a la “necesidad imperiosa de dar respuesta a amplios sectores de nuestra comunidad que requieren del transporte colectivo para cumplir con sus actividades laborales, educativas y sociales”.
En los considerandos, el presidente del Concejo Deliberante señala que desde el sábado 13 de mayo, la concesionaria “ha cesado la prestación de dicho servicio público en forma intempestiva y unilateral”.
Agrega que dicha interrupción “significa una violación a sus obligaciones asumidas por el contrato de concesión del servicio y por la Ordenanza Nº 5.906”.
Coincidiendo con las expresiones del intendente Roberto Giubetich y el secretario de Gobierno en la intimación necesaria a la empresa y la presentación a la Justicia, Ruiz también recala en que “de acuerdo a lo que ha señalado la empresa Montecristo SA, esta estaría en estado de insolvencia por la interrupción en el cobro del subsidio nacional al combustible otorgado por la Secretaría de Transportes de la Nación, además de la ostensible disminución en el corte de boletos, que en el último periodo anual se habría reducido a la cantidad de 150.000 mensuales, cuando normalmente era de 400.000 por mes”.
Pero también pone énfasis el concejal en que la empresa “ha cumplido de manera insuficiente sus obligaciones contractuales”, lo que derivó en múltiples actas de infracción, señalando que sólo a marzo de 2016 llevaba acumuladas 376 multas, algo que “se volvió crónico durante todo el tiempo que esta empresa se encuentra en explotación del servicio”, dijo.
Por todo ello, para Evaristo Ruiz es procedente “la inmediata rescisión contractual con causa, por exclusiva responsabilidad de la empresa concesionaria, en los términos de la Ordenanza Nº 5.906”.
También considera que se debe autorizar al Ejecutivo Municipal “a la contratación directa” de otro concesionario del servicio, atento al fracaso en la licitación de la concesión del servicio de transporte público de colectivos en Río Gallegos que se hiciera entre fines del año pasado y principios de este.
En ese marco, el legislador radical resalta que es imprescindible que la contratación de una nueva empresa tenga contemplada la absorción de los trabajadores que actualmente están bajo relación de dependencia con Montecristo, además de aquellos que fueran desvinculados en 2016 y que hoy se encuentran con acciones legales contra la empresa de transporte.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios