Arranca el juicio a cuatro imputados por la muerte Vargas

juicio Reynaldo Vargas

Hoy, a partir de las 09:00 horas, comenzará a ventilarse en la Cámara del Crimen de esta ciudad el juicio oral y público.

Cuatro son los acusados del crimen del albañil Reynaldo Vargas, ocurrido el 9 de abril de 2015 frente a la sede del Sindicato Petrolero donde también fue herido de bala otro obrero de la construcción. Las audiencias podrían extenderse dos meses y hay cerca de 150 personas en la lista de testigos.

El tribunal estará conformado por los jueces Jorge Alonso (presidente de la causa), Juan Pablo Olivera y María de los Ángeles Lembeye, en tanto que los imputados que llegan en calidad de detenidos son Rodrigo Quiroga, Roberto Esteban Hernández, Damián Cristian Roldán y Oscar Antonio Carrazana.

El primero de ellos será defendido por el abogado particular Marcelo Fernández y los restantes contarán con el patrocinio del apoderado del Sindicato Petrolero de Santa Cruz, Edgardo Fabián Edelcoop, dado que el grupo formaba parte del servicio de seguridad de la entidad gremial.

La Fiscalía de Cámara estará a cargo de Carlos Rearte y también concurria como parte querellante el obrero que sobrevivió al ataque a balazos, Bonifacio Barrera, junto a su abogado particular, Alberto Luciani.

Por otra parte, no se confirmó de manera oficial si también concurrirá en calidad de querellante la viuda de Vargas, Jhoselin Capihuara.

EL CASO

El violento suceso se desató a media mañana del 9 de abril de 2015 cuando una manifestación protagonizada por un centenar de obreros de la construcción afiliados a la UOCRA llegó hasta el edificio del gremio petrolero ubicado en la esquina de la avenida Güemes y calle Lavalle para protestar por inconvenientes que afrontaban otros albañiles de Pico Truncado en la construcción de una obra del gremio petrolero.

Los manifestantes fueron recibidos por una lluvia de balas que dispararon varios individuos desde el edificio, quienes de inmediato se escaparon en un automóvil VW Gol.

Uno de los balazos segó la vida de Reynaldo Vagas, obrero de nacionalidad boliviana, mientras otro hirió a Barrera, quien días más tarde se recuperó satisfactoriamente.

El alerta policial fue inmediato y el auto en el que se fugaban varios individuos fue interceptado en el barrio 3 de Febrero por efectivos de la Comisaria Seccional Cuarta que iban en su persecución. Antes, cuando pasaron frente a la Terminal de Ómnibus, arrojaron un bolso conteniendo numerosas armas de fuego.

Horas más tarde, así como en días sucesivos, se realizaron varios allanamientos en viviendas particulares por orden de juez de instrucción Mario Albarrán y se incautaron otras armas.

El caso se tornó aún más complicado porque el juez de Las Heras, Omar Quelín, ordenó detener en esa localidad a referentes del Sindicato Petrolero que se movilizaban en una camioneta con armas de fuego e incluso dictó una orden de allanamiento a un hotel de Caleta Olivia donde se encontraba el secretario general del gremio, Claudio Vidal, quien también estuvo detenido varios días junto con otras dos personas que lo acompañaban.

En total, quedaron alojados en los calabozos más de 30 personas (la mayoría estaba dentro del sindicato, incluyendo empleadas) que paulatinamente fueron recuperando su libertad, menos cuatro de ellos que quedaron seriamente comprometidos en el crimen y hoy comenzarán a ser juzgados.

En ese contexto, no está aún en claro si el tribunal de la Cámara de Crimen de Caleta Olivia contemplará en el juicio la causa que en su momento abrió Omar Quelín, o bien se limitará a la que instruyó el juez Mario Albarrán.

Por el momento se indicó que durante la primera audiencia solo se dará lectura al requerimiento a juicio e indagatorias y que los casi 150 testigos comenzarán a declarar en sucesivas audiencias que fueron programada para los días miércoles y jueves a lo largo de varias semanas.

(Fuente: La Vanguardia del Sur)

Comentarios

comentarios