“Santa Cruz y la Dictadura” fue el tema de una nueva jornada de debate

jornada de debate sobre Derechos Humanos y Memoria

El pasado miércoles se realizó una nueva charla de reflexión sobre lo sucedido en nuestro país a partir del Golpe Cívico Militar del 24 de Marzo de 1976, organizada por la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Desarrollo Social.

En el marco de las “Jornadas de reflexión: El golpe de Estado y sus consecuencias”, en instalaciones del Auditorio del Complejo Cultural, el miércoles a las 20hs, disertaron el Prof. y escritor Miguel Auzoberría; el Ex Preso Político, Alberto Marucco; y el sobrino del desaparecido Segundo Villagra, Martín Villagra. La moderación estuvo a cargo de Horacio Pietragalla, Secretario de Derechos Humanos.
Al respecto de la temática, Pietragalla manifestó: “Hoy pensamos en Santa Cruz y la dictadura, porque sabemos que en distintas ciudades y lugares, se piensa que porque no fue masiva la desaparición forzada de personas, pero tuvimos 12 desaparecidos. Y más allá de esa vinculación directa de víctimas y dictadura, como sociedad todos fuimos víctimas; los santacruceños también fueron víctimas. Desde la proscripción de un partido político, la prohibición de un libro; hasta el cambio cultural que generó esa dictadura, y el genocidio económico que empezó a partir de ese 24 de marzo; todo fue limpiar el campo para que esa política económica neoliberal se instale en todo el país”.
Durante su alocución, Alberto Marucco, se refirió a los desaparecidos en Santa Cruz como una de las piedras angulares en cuanto al compromiso social, y también desde el compromiso político. Destacando que “la propuesta del tema Santa Cruz y dictadura, se debe a que en la provincia, la efervescencia política que había era como la del resto de Argentina”. Explicando también que el interventor militar que en esos años actuó en Santa Cruz, lo hizo con la misma crueldad sistemática que en el resto del país, contando con la complicidad de las fuerzas de seguridad local, así como la parte civil.
Martín Villagra, por su parte, se mostró muy emocionado al mencionar el compromiso de su tío durante los años más oscuros de Argentina; remarcando que la lucha de Madres y Abuelas es una bandera que tenemos que levantar todas las argentinas y argentinos; y agregó que “mientras haya una sola persona que escuche la voz de la memoria, nada está perdido”. Desde la historia de Segundo Villagra, su sobrino ilustró el descubrimiento de la disparidad que existía en los tiempos de la dictadura, así como la necesidad de trabajar desde la militancia para combatir la desigualdad reinante durante la época del terrorismo de Estado. También enfatizó como desde el 2003, el gobierno de Néstor Kirchner puso en el escenario la necesidad de impulsar nuevamente la política de derechos humanos.
Finalmente, Miguel Auzuberría, agregó desde su óptica de escritor e investigador que las fuerzas armadas eran vistas por parte de la población provincial como moderadoras, en la cual se los presentaba desde una mirada tergiversada que construyó el lugar de las Fuerzas Armadas como más importantes que lo gubernamental. Desde ese punto de vista se relativizó la real situación de la dictadura en Santa Cruz; agregando que el proceso sistemático comenzó con la intervención del gobierno de Cepernic, y que terminó de recrudecerse durante 1976. También explicó el funcionamiento de las fuerzas armadas a nivel gobierno, así como la colaboración de distintos actores civiles y medios de comunicación en cuanto a la manipulación de la opinión pública respecto al accionar de las Fuerzas Armadas, en lo social, educativo y económico.
Estas jornadas de reflexión, continuarán el día 5 de abril con la temática “Malvinas y Dictadura”, también en el Auditorio del Complejo Cultural a las 20hs.

Comentarios

comentarios