Polémica por votación de pedido de suspensión de la tarifa eléctrica

votación de pedido de suspensión de la tarifa eléctrica

El Bloque del FPV votó dividido y un grupo de sus integrantes permitió el tratamiento y acompañó el proyecto de la diputada Reyes, que solicita se suspenda el aumento de la tarifa eléctrica. Pero un planteo reglamentario de Matías Bezi, luego de perder la votación 12 a 7, al que acompañó el diputado Bodlovic desde la Presidencia, echó por tierra la votación y se mandó el proyecto a Comisiones.

El fuerte impacto de la suba de las tarifas eléctricas afecta no sólo a vecinos de Río Gallegos sino de toda la provincia, y eso se vio reflejado ayer en el recinto de la Legislatura Provincial, donde se trató un proyecto de Resolución dirigido al Gobierno Provincial para que ordene a Servicios Públicos suspender la aplicación del incremento tarifario hasta tanto se haga la audiencia pública (ver página 4), que terminó teniendo una votación dividida dentro del oficialismo.
La sesión comenzó con 20 diputados presentes y la presidencia del vicegobernador Pablo González, pero éste debió retirarse y asumió la presidencia el diputado José Bodlovic. La diputada Roxana Reyes pidió el tratamiento sobre tablas, el que fue acompañado por la mayoría de los legisladores, siendo así incorporado al orden del día.
Cuando llegó el momento del tratamiento, y se pensó que el secretario de Cámara Pablo Noguera iba a dar lectura al proyecto, para sorpresa de muchos el funcionario legislativo dio lectura a una resolución de despacho que, evidentemente, se tenía preparada para la ocasión, girando al archivo el pedido de suspensión de la tarifa eléctrica, lo que generó, de inmediato, la reacción de toda la oposición y en particular de la diputada Roxana Reyes, que calificó de “gravedad institucional” lo que había sucedido. Pablo Noguera asumió toda la responsabilidad y dijo que se había equivocado, sin entrar en explicaciones de cómo es que tenía esa resolución de despacho ya redactada.
Pero cuando se tenía que comenzar a debatir, el diputado Alvarez mocionó que se cerrara el debate y se fuera directamente a votación, lo que fue rechazado, entre otros por la diputada de Encuentro Ciudadano Gabriela Mestelán, y varios legisladores, incluso del FPV, por lo que el debate continuó.
Como autora del proyecto, Reyes calificó de excesivo e inconsulto el aumento de las tarifas, sin dar posibilidad de que el ciudadano pudiera prever el impacto del aumento aplicado, y sostuvo que “llama la atención que el Frente para la Victoria que repudió tan virulentamente el aumento del gas y que nosotros desde nuestra bancada apoyamos ese repudio, ahora no hagan lo mismo con la energía eléctrica”.
Agregó que “no puede ser que no sea de interés para todos los legisladores el nivel de tarifas actual, que hará que en el invierno una familia tipo pague 2 mil pesos de luz” teniendo los sueldos tan perimidos, por lo que planteó que “es imprescindible que se le solicite a SPSE que suspenda la aplicación del aumento hasta tanto se realicen las audiencias públicas, y prevea una tarifa social entre otras cosas”.
Se refirió al desliz de Pablo Noguera: “la actitud del secretario de la Cámara es valorable” y agregó que, lamentablemente, “estamos acostumbrado a que los empleados asuman la responsabilidad de los dirigentes que se esconden atrás, porque los empleados de Santa Cruz están acostumbrados a sufrir las presiones de los que están en el poder”, enfatizando que en la Legislatura “hemos perdido la libertad y la dignidad cuando se utiliza a un empleado para incorporar un despacho de archivo de un proyecto que ni siquiera se había tratado todavía. Es vergonzoso que haya trabajadores con miedo”, lanzó.
El diputado Sergio Bucci destacó que fue evidente que “estaba todo armado, como pasa en las comisiones, dejar que el proyecto se incorpore para después mandarlo al archivo”, por lo que se dirigió a los diputados del Frente para la Victoria que se comprometieron en sus localidades a pedir la suspensión del aumento, a que tengan el coraje de hacerlo. “Si yo traigo un proyecto para pedir que se suspenda la tarifa, lo traigo acá y lo peleo acá como corresponde”, argumentó, por lo que les pidió a los diputados que también presentaron un proyecto similar al de Reyes, pero no reclamaron su tratamiento sobre tablas, que “piensen en toda la provincia de Santa Cruz y no sólo en su pueblo”.

Culpa de Macri
Tanto el diputado Matías Mazú como el diputado Matías Bezi fueron los más duros en defensa del aumento aplicado por SPSE, adjudicando toda la responsabilidad del mismo, no a la empresa ni al Gobierno Provincial, sino en la política tarifaria del gobierno de Mauricio Macri.
Recordaron que Cammesa incrementó el costo de la energía eléctrica que llega a Santa Cruz, por lo cual SPSE pasó de pagar 5 millones a 15 millones. Y calificaron de una actitud “demagógica” la postura de Unión Para Vivir Mejor de pedir que se retrotraigan las tarifas a nivel provincial cuando no pasaba lo mismo a nivel nacional.
“Nos están pidiendo que retrotraigamos las tarifas, pero SPSE está pidiendo que hagan lo mismo que a nivel nacional con EDENOR y EDESUR, a quienes les condonaron una deuda de 20 mil millones de pesos, que le condonen la deuda a Santa Cruz y comenzar así a aplicar gradualmente las tarifas”, remarcó el legislador.
Considerando que el debate en el recinto fue de “muy bajo nivel y pocos fundamentos”, sostuvo y remarcó el trabajo social que realiza la empresa provincial de energía. “Acá se subsidió el primer año y no se instrumentó de manera salvaje, pero además el valor lo pone la Nación. En la provincia tenemos que conectar la usina de Río Turbio al interconectado porque estamos pagando 7 millones de pesos a una empresa generando a gas; Aranguren (ministro de Energía) tiene que autorizar que se conecten los pueblos de la Cuenca y en estas cosas la oposición nos tiene que ayudar”.

Arabel durísimo con Tamburo
Uno de los legisladores más críticos hacia la figura de Lucio Tamburo fue el diputado por pueblo de El Calafate, Jorge Arabel (FPV),quien también calificó de excesivo el porcentaje aplicado. Reconoció que se organizó una reunión con el titular de SPSE en la Legislatura, a la cual Arabel no fue, “la verdad es muchas ganas de asistir cuando viene el señor Tamburo no me dan, porque podrá tener mucho conocimiento, pero exhibe una insensibilidad increíble a la hora de hablar de la realidad de los municipios y de la provincia”, afirmó.
Siguiendo en esa crítica sostuvo que el funcionario provincial “poco le importa el impacto y cómo influye lo que hace en las distintas localidades. Cuando él dijo que el aumento no incrementaría el 300% yo sabía que no iba a ser así”, calificando de mentiroso al titular de SPSE.
“Yo pagaba 260 pesos y ahora pagué 1.200 pesos, yo afortunadamente lo pude pagar, pero ¿cuánta gente no podrá hacerlo?”, afirmó. Y si bien reconoció que hace falta un aumento tarifario, porque la Nación también cambió los costos de la venta de energía, y es una realidad, “pero no sé si era el momento de hacerla, y claramente hay que revisarla, porque en mi vivienda yo tuve un aumento mucho mayor al 300% y Tamburo cómo me lo explica a eso”, planteando que el aumento debería ser progresivo.

La votación
El diputado Alvarez (FPV-Las Heras) mocionó, secundado por la diputada Alonso (FPV-Puerto Deseado) que el proyecto sea girado a comisiones, pero sólo 8 diputados de los 19 presentes votaron en ese sentido, no logrando el cometido, por lo que se pasó a votar el proyecto de resolución, donde el Bloque de UPVM pidió que la misma sea nominal.
El resultado fue 12 votos por la afirmativa y 7 por la negativa.
A los siete integrantes de Unión Para Vivir Mejor (faltaron Gerardo Terraz y Viviana Martínez), se le sumaron por la positiva los votos de Carlos Santi (FPV-Puerto Deseado), Jorge Arabel (FPV El Calafate), Víctor Flores (FPV Perito Moreno) Garay (FPV 28 de Noviembre) y Gabriela Peralta (Santa Cruz Somos Todos).
Mientras los diputados Matías Mazú, Matías Bezi, Miriam Alonso, Víctor Alvarez, Oscar Lemes, Claudio García y Darío Menna votaron en contra.
Pero no se dio por aprobado el proyecto, ya que el diputado Matías Bezi afirmó que por el Reglamento de la Cámara la votación debía darse también por los dos tercios, lo que implicaba que se requerían 13 votos afirmativos y hubo 12, por lo que igualmente el proyecto se terminó girando a la comisión de Energía.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios