Diez condenados por tráfico y comercialización de droga

gendarmeria

Están implicados en una causa de noviembre de 2014 cuando se secuestró más de 26 kilos de marihuana en Piedra Buena. Seis recibieron una pena de cumplimiento efectivo y los otros cuatro en suspenso. La droga tenía como destino Río Turbio.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Cruz condenó a diez personas por el delito de infracción a la ley de Estupefacientes 23.737.
Fueron hallados penalmente responsables del delito de Transporte de Estupefacientes (art. 5 inc. c) Ley 23737) a la pena de 4 años y 8 meses de prisión de cumplimiento efectivo, Luis José Ormeño (47), Claudio Alejandro Gareca (34), y Pablo Alejandro Fernández (38).
Además se les impuso una multa de 2.000 pesos.
En tanto que Norma Beatriz Ojeda (39) fue sentenciada a 4 años y 2 meses de prisión de cumplimiento efectivo y una multa de 2.000 pesos.
Por su parte, Juan Daniel Cuellar (55) fue condenado a 4 años de prisión de cumplimiento efectivo, y el mismo valor de la multa que los otros implicados.
Mientras que Daniel Osvaldo Pereyra (27) fue encontrado autor penalmente responsable del delito de Tenencia de Estupefacientes con fines de Comercialización (art. 5 inc. c) Ley 23737) y se le fijó una pena de 4 años de prisión de cumplimiento efectivo, y una multa de 1.500 pesos.
Martín Ariel González (42) se lo condenó por ser partícipe secundario del delito de Transporte de Estupefacientes en concurso real con el delito de Tenencia Simple de Estupefacientes en calidad de autor (arts. 5 inc. c) y 14 primer párrafo Ley 23737) y se le impuso una pena de 3 años de prisión de cumplimiento en suspenso, multa de 1.500 pesos.
En tanto que Agustín Peñaloza Medrano (23) y Estefanía Belén Cárcamo Silva (25) por el delito de Facilitación a Título Gratuito de Lugar para que un tercero tenga sustancia estupefaciente, a 3 años de prisión de cumplimiento en suspenso.
Por último, Mauricio Ricardo Fonseca (36) por el delito de Tenencia Simple de Estupefacientes a la pena de 3 años de prisión de cumplimiento en suspenso, el pago del mínimo de la multa (11,25 pesos).
El tribunal estuvo integrado por los jueces Jorge Eduardo Chávez y Mario Gabriel Reynaldi, con la presidencia de Alejandro Ruggero. La secretaría estuvo a cargo Griselda Arizmendi.

Asociación ilícita
El fiscal federal ante el Juzgado Federal de Río Gallegos, Gonzalo Miranda, le atribuía a Ormeño el haber integrado una asociación ilícita conjuntamente con Ojeda, González, Gareca, Fernández y Cuellar con el fin de llevar a cabo actividades de tráfico de estupefacientes con fines de comercialización. Según el fiscal, concretamente su participación (la de Ormeño) consistió en coordinar junto a su pareja Ojeda, la provisión y entrega de 26,370 kilogramos de marihuana a cambio del dinero entregado por Fernández, luego de haberse acordado dicha entrega con Gareca, con pleno conocimiento que dicha sustancia sería acondicionada y luego transportada desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la localidad de Río Turbio; actividad ésta que ya se habría repetido en una oportunidad anterior.
Dicha entrega se produjo el 24 de noviembre de 2014, a las 14:15 horas aproximadamente, en Buenos Aires, en cercanías a la pizzería La Paz sobre la Av. Cárdenas, oportunidad en la que Ormeño y su pareja Ojeda, fueron recibidos por Fernández dirigiéndose a la parte trasera del vehículo Toyota Hilux, extrayendo del baúl una caja y dos bolsos que fueron depositados en el baúl del vehículo Peugeot 207, tratándose de sustancia estupefaciente que fuera acondicionada por Fernández y Cuellar en los compartimentos internos de las puertas traseras y la puerta delantera derecha de su vehículo, y así proceder al transporte de dicha sustancia hacia la ciudad de Río Turbio.
Dicha sustancia fue finalmente secuestrada el 26 de noviembre del interior del vehículo Peugeot 207, que era conducido por Cuellar, al ser interceptado en la localidad de Comandante Luis Piedra Buena, encontrándose distribuida en 34 panes de marihuana, todos ellos acondicionados con cinta de color ocre y untados de grasa con la finalidad de evadir posibles controles con perros antinarcóticos, cuyo peso total arrojó la suma de 26,370 kilogramos.
Además le endilgó el comercio y distribución de sustancias estupefacientes a González, quien a su vez realizaba la venta de dicha sustancia en la ciudad de Río Gallegos por intermedio de Fonseca; como así también a través de Pereyra, a quienes Gareca proveía de sustancias estupefacientes desde la localidad de Río Turbio, indicó el fiscal durante el juicio.
Asimismo, se imputó a Fonseca la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. Concretamente, se le endilgó la tenencia de 51 gramos de marihuana que se encontraban en su dormitorio de la vivienda sita en la calle Provincias Unidas al 700 de Río Gallegos, destinados a su comercialización, ello a partir de las múltiples transcripciones de llamadas y mensajes de texto, como así también del secuestro de una balanza de precisión en su domicilio que da cuenta del acondicionamiento y fraccionamiento de sustancias estupefacientes.

(Fuente: La Opinión Austral.)

Comentarios

comentarios