Aduaneros de Chile van al paro y se afectarán los pasos fronterizos

pasos fronterizos

Se trata de una huelga de 24 horas convocada por la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (ANFACH). Los trabajadores alegan “dilación permanente” del Gobierno chileno para no resolver sus peticiones, las cuales habrían quedado acordadas durante el año 2015, indican. Estas semanas realizaron medidas sorpresivas por este mismo reclamo.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (ANFACH) convocó a un paro nacional para el próximo 23 de noviembre, debido a que el Gobierno de su país “no ha dado respuesta satisfactoria a las demandas de modernización del servicio”, indicaron los trabajadores.
Se trata de un pedido que ha sido realizado en los últimos tiempos, por el cual ya se registraron otros reclamos, sin mediar una solución.
La Opinión Austral consultó en el Paso Integración Austral (Monte Aymond) y funcionarios argentinos detallaron que los aduaneros chilenos ejecutaron un reclamo en el transcurso de las últimas semanas por esta petición irresuelta.
Describieron que durante el fin de semana la atención se desarrolla con normalidad, pero los días de semana implementaron una huelga de tres horas por una de atención, medida que luego fue recrudecida elevando a cuatro las horas de paro por una de atención. En este sentido, sostuvieron que el pasado miércoles y jueves el reclamo no tuvo modalidad, es decir que la huelga se realizaba sin previo aviso.

Dilación
Según consignan los trabajadores, el Ejecutivo y la ANFACH establecieron un acuerdo en el año 2015 en donde se habría comprometido la contratación de un número mayor de personal, además de exponer mejoras en el sistema.
No obstante, desde el gremio denuncian “la dilación permanente de parte de la Dirección de Presupuesto en avanzar a un acuerdo en temas de recursos humanos y estructura organizacional”.
Los funcionarios aduaneros culparon al subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco y al director nacional de Aduanas, Juan Araya, de usar un presupuesto de más de 21 millones de dólares en el proyecto Sistema de Comercio Exterior SICEX, el cual -a juicio de los demandantes- “no ha traído absolutamente ningún beneficio al Comercio Exterior y al país”.
Agregaron que con dichas cifras se podría haber financiado gran parte de sus demandas, respecto a la nueva planta del Servicio de Aduanas “y otros proyectos de utilidad”. “Esperamos que de una vez por todas el Gobierno recapacite en su permanente tozudez para con las demandas de los trabajadores”, sentenciaron.
En otro orden, el presidente regional de la Asociación de Funcionarios de Aduanas, Jorge Restovic, denunció extenuantes jornadas.
“Yo sé que esto no le interesa al servicio, pero en lo que a nosotros respecta, no puede ser que Aduanas tenga uno de los niveles más altos de divorcios y quiebres familiares debido a los extenuantes turnos que debe cumplir nuestro personal”, denunciando de esta manera la urgente necesidad de aumentar la planta de funcionarios de este servicio en la región de Magallanes de 80 a, por lo menos, 110 nuevas plazas. “Nuestro personal se lo pasa trabajando en turnos extra y turnos de 24 horas, pues la dotación de personal es demasiado escasa para atender las necesidades del país”, manifestó Restovic.
Lamentablemente, sin embargo, el proyecto de ampliación de la planta de funcionarios a nivel nacional “ni siquiera está en un borrador y eso que el subsecretario de Hacienda lo había comprometido en mayo del año pasado”.
Es por ello que los dirigentes de este servicio están decididos a iniciar una paralización indefinida, a contar de este miércoles 23 de noviembre, a las 8 de la mañana en los pasos fronterizos y a las 8:30 horas en las oficinas.
La actuación del Servicio Nacional de Aduanas (Chile) es vital para el tránsito de mercaderías, desde y hacia la región, en los diversos pasos fronterizos, los muelles Prat y Mardones, el aeropuerto Carlos Ibáñez e incluso la Zona Franca.

(Fuente La Opinión Austral-El Pingüino.com)

Comentarios

comentarios