Una menor de seis años habría sido abusada por su padre

abuso menor

El sábado por la tarde, una mujer de la calle Santa Cruz al 600 llamó a la policía ante la posibilidad de que su nieta de seis años hubiese víctima de abuso sexual por parte de su propio padre. El joven de 23 años fue trasladado a la Comisaría Tercera, pero tras permanecer seis horas detenido como reza el Código Procesal Penal, a policía se vio obligada a liberarlo ante la inacción de la justicia.

La odisea de una niña de seis años y su familia comenzó este sábado, cuando cerca de las 15.30 horas, la abuela paterna de la pequeña solicitó la presencia policial en el domicilio de la calle Santa Cruz al 600 y allí se encontró con una abuela que denunció a su propio hijo para defender a su nieta de seis años.
Según fuentes policiales, la niña se encontraba como otro fin de semana cualquiera, en la casa de la abuela, debido a que los padres de la pequeña se encuentran separados. Ese sábado en particular coincidía con la presencia del joven padre, pero fue el llanto de la niña lo que despertó la curiosidad de su abuela que al parecer encontró al joven y a su niña en una escena que desató la presencia policial.

Ante los dichos de la mujer, el joven fue trasladado a la Comisaría Tercera y se efectuó el protocolo correspondiente con la presencia del equipo interdisciplinario que comenzó a actuar con la presencia de la abuela y la tía ya que la madre de la menor, una joven de 26 años no logró ser ubicada a pesar de numerosos esfuerzos, para finalmente tres horas y medias más tarde, tras reiterados llamadas de familiares y la propia policía dar con la madre de la menor. Es por esta razón que algunas de las diligencias debieron hacerse con la presencia de familiares directos y sin presencia de la madre, para no demorar los procedimientos, pero era la madre la única que podía instar penalmente.

A pesar de la recolección y secuestro de elementos de interés para la causa en el domicilio de la calle Santa Cruz al 600, y ante la falta de una orden de la justicia, a la policía no le quedó más remedio, después de las seis horas que dicta el artículo 176 del Código Procesal Penal, de liberar al padre de la niña. El caso está en manos del Juzgado Nº 3 de esta ciudad.

Comentarios

comentarios