Fiscal pide a piqueteros que despejen el lugar

Fiscal pide a piqueteros que despejen el lugar
El fiscal subrogante de Caleta, Lucas Colla, emitió un comunicado para que se despeje la ruta nacional 3, ingreso norte.

Con el correr de las horas sigue agravándose el conflicto en Caleta Olivia por el piquete de los planes y cooperativas vinculados al municipio quienes van más de un día de corte ininterrumpido en el ingreso norte.

Cerca del mediodía se acercó el comisario de la Seccional Cuarta para leerles lo que el fiscal federal subrogante de Caleta Olivia, Lucas Colla, emitió.

“Les notificamos el oficio”, dijo un comisario. “No me vengo a pelear con ustedes. Simplemente vengo a pedirles que descompriman aunque sea algo”, expresó el comisario. “Se está formando un caos, me llamaron de Deseado, que hay un camión con oxígeno para el hospital y no pasan”, ejemplificó.

Luego un oficial de policía leyó el oficio del fiscal Colla, en donde hablar de que sólo se recurrirá a la “fuerza pública” sólo cuando “todas las herramientas del Estado hayan fracasado”, refiriéndose a las negociaciones previas. También se les notificó a los piqueteros que lo que están haciendo es un delito tipificado en el Código Penal.

Esto sucedió minutos después que se acercó el propio intendente Facundo Prades, con gran parte de su gabinete, para explicarles la situación. Reiteró, como el día anterior, que no posee el dinero para pagarles y se comprometió a atender caso por caso si algunos trabajadores están en situación social comprometida por la falta de alimentos o de pago de alquileres.

Pero los manifestantes reaccionaron diciendo que no, y hasta lo insultaron. Prades les explicó la situación, pero los trabajadores le recriminaron que “no gestione” los fondos a Nación o Provincia. Algunos amenazaron con tomar el municipio.

Finalmente, el jefe comunal decidió marcharse pero algunas personas que estaban en el corte lanzaron piedras incluso lo hicieron contra el auto en que se movilizaba el Ejecutivo.

Micaela González, una integrante del grupo de manifestantes, contó a La Vanguardia del Sur que el intendente Facundo Prades no respondió como esperaban. “Te da un poco de bronca porque apenas asumieron ellos se aumentaron el sueldo y nosotros no podemos cobrar”, comentó. También rechazó la propuesta de Prades de ayudarlos con alimentos. “No nos pueden solucionar con un bolsón de comida nada más. Mi hijo usa pañales. Hay gente a la que les sacaron los alquileres”, expresó.

Justamente el intendente se había comprometido a hablar con los dueños de los alquileres para que no los saquen de las viviendas. Pero los manifestantes se negaron. Sencillamente quieren cobrar los dos meses que les adeudan.

 Un grupo de camioneros, cansados de esperar, desde ayer por la tarde cruzaron sus camiones en contrapiquetes para que no pase absolutamente nadie por el lugar. Esa es una táctica que ellos suelen usar para que el conflicto se agrave más rápidamente y así llegar al límite de lo insoportable para que llegue la solución.

(Fuente: La Vanguardia del Sur.)

Comentarios

comentarios